Cómo barnizar un mueble paso a paso

como se prepara el barniz para pintar madera

El barnizado de muebles es una técnica antigua para dar un excelente acabado a los mismos. Se utiliza, sobre todo, en piezas de madera con veta, debido a que el barniz hace resaltar su belleza. En Web de Profesionales te explicamos cómo barnizar un mueble correctamente.

Cómo barnizar un mueble

como pintar madera con barniz

Paso 1: Retirar el acabado antiguo antes de barnizar

Lo primero que se debe hacer es enjuagar la superficie que se va a pintar para quitar la grasa o cualquier producto, como lustra muebles o cera, porque estos pueden hacer que la pintura aplicada no adhiera bien.

Es recomendable usar aguarrás o el disolvente del que el mueble está hecho en crudo con el material que se va a usar.

Existe una gran variedad de métodos para iniciar con el reciclaje o restauración del mueble con el que se trabajará, pero es de suma importancia retirar todos los restos de laca o pintura anteriores. Así que, para entender cómo barnizar un mueble, lo mejor es comenzar por aquí.

Paso 2: Si es un mueble sin manos previas, lijar bien antes de barnizar

Si el mueble es nuevo y está hecho de madera en crudo, lo mejor es lijarlo muy bien antes de aplicar el barniz. Es un paso muy importante para saber cómo barnizar un mueble.

A pesar de que estos muebles generalmente tienen acabados refinados, suelen venir sin terminación alguna. Así que tendrán asperezas al tacto o alguna astilla levantada que le reste belleza.

Lo mejor es lijar con una lija 180 a favor de la veta para, con suavidad, para quitar las ralladuras. La lija servirá para crear mordiente, es decir, una superficie rayada donde la pintura pueda penetrar. Posteriormente, se debe aplicar una o dos manos del material que se vaya a implementar.

Es importante que al momento de lijar se haga con suavidad y siempre siguiendo la veta de madera. Si vas a lijar superficies lisas y grandes, es recomendable utilizar una lijadora eléctrica, ya que puede facilitar mucho el trabajo.

Algo a tener en cuenta es que la primera mano solo sirve para sellar la superficie. Para lograr una película que brinde la suavidad y brillo óptimos a la madera, habrá que aplicar sucesivas manos, de manera que se vaya mejorando cada vez más el resultado en cada una de ellas.

Para lo anterior, es de suma importancia lijar de forma manual entre manos de barniz con una lija de 180 a 240. De esta forma, se eliminarán todas las partículas que hagan el tacto áspero. Así se crea mordiente para que la próxima mano se adhiera con facilidad.

Ahora ya solo quedaría  limpiar con un paño húmedo y una brocha seca para quitar el polvo.

Paso 3: Elegir el tono de barniz que se desee o teñir para dar color

Existen múltiples maneras de dar color a un mueble que va a ser barnizado. Escoge alguna para saber cómo barnizar un mueble.

  • Variedad del mercado

Se puede teñir la madera con la gran variedad de tintes existentes en el mercado, o se puede optar por hacerlos en casa. Esto brinda una gran paleta de colores.

  • Tintes transparentes y de vena decorativa

Existen  también barnices de  tonos muy variados, desde los transparentes, que se aplican después de haber teñido el mueble, hasta todos los tintes de madera.

También es muy común encontrarse con barnices de vena decorativa, que tengan acabados metálicos, por ejemplo.

Paso 4: Tipos de barnices para madera

Principalmente, se diferencian por su composición, encontrando los de poliuretano, acrílicos y los nitrocelulósicos y por su nivel de brillo, como el mate, los satinados y los brillantes.

Se opta por una u otra opción dependiendo del uso que se le vaya a dar al mueble. Para muebles exteriores se deben implementar barnices especiales, como son los hechos a base de poliuretanos de gran resistencia, por ejemplo. Este es un elemento a tener muy en cuenta a la hora de saber cómo barnizar un mueble.

Paso 5: Para un acabado más profesional se debe usar tapaporos

Una vez se ha terminado de teñir el mueble, aplica una mano de tapaporos o barniz sellador. Esto es esencial para que el mueble no absorba el exceso de barniz y queden colores desiguales.

Es importante que los barnices selladores tengan el mismo tipo de diluyente que el barniz usado. Puede ser: disolvente, agua, nitrocelulósicos o de poliuretano. Una vez que el tapaporos haya secado, hay que lijar con suavidad para quitar los defectos e impurezas que hayan quedado.

Llegados a este punto, hay que aplicar la primera mano de barniz. Usa una brocha suave o una paletina que no deje marcas. Se deben dar pasadas largas que no se interpongan entre ellas mismas, siguiendo la veta de la madera.

La brocha no debe quedar demasiado cargada. Procura que el barniz se extienda uniformemente. Cuando haya secado, lija para retirar el polvo y que no queden imperfecciones visibles. Vuelve a lijar pasadas las 24 horas.

como barnizar muebles

Paso 6: Acabado y protección del barnizado

Después de lijar por última vez y de haber limpiado el polvo excedente, si se desea, es el momento de dar el acabado especial. Esto es especialmente importante a la hora de saber cómo barnizar un mueble, pues es un paso que puede añadirse o no.

En caso de no hacerlo así, también se puede aplicar una mano de cera incolora que proteja el barniz de rasguños y marcas.

Hay que esperar que la cera seque completamente y, luego, pulir con un paño de algodón. Esto dará como resultado un brillo satinado muy vistoso.

Otros consejos a seguir a la hora de barnizar un mueble

Si el mueble es un escritorio, una mesa grande o una superficie a la que se le vaya a dar un uso intenso, es recomendable comprarle un cristal hecho a la medida para brindarle una protección adicional.

Una nueva terminación y pomos ofrecerán una apariencia totalmente diferente a los muebles.

¿Ya sabes cómo barnizar un mueble? Pues comparte este artículo en tus redes sociales para ayudar a otros usuarios a hacerlo.