Cómo elegir colchón: Todo lo que debes saber

como elegir el mejor colchon

ASOCAMA,  la Asociación Española de la Cama, asegura que un 32% de los españoles no duermen bien, ya que se quejan de cansancio al levantarse y dolores en la espalda. Tal como lo demuestra una investigación realizada en el 2009. Por esto, es importante saber cómo elegir tu colchón y en Web de Profesionales te lo vamos a explicar.

Un buen sueño permite limpiar el cerebro de toxinas y hasta algunas proteínas relacionadas con el Alzhéimer, puedes alcanzar bienestar y felicidad, repotenciar el sistema inmune, mejorar la memoria y hasta perder peso. Pero para dormir bien, debes saber cómo elegir colchón.

La Asociación Mundial del Sueño (World Sleep Society) recomienda que para mantener una buena higiene del sueño, se debe adquirir un colchón y almohadas cómodas. ¿Pero cómo elegir el mejor colchón? ¿Qué materiales debo tomar en cuenta? ¿Cuál será el mejor diseño? Lo descubrirás más adelante, cuando aprendas cómo elegir colchón.  Recuerda que tu salud no tiene precio.

como saber si un colchon es bueno

¿Qué tener en cuenta al pensar cómo elegir un colchón?

La contextura corporal es importante

Si eres una persona ligera el colchón debe ser lo suficientemente flexible para distribuir bien tu peso. Sí por el contrario, eres corporalmente fuerte, requeriras de un colchón resistente y firme que evite el efecto de barca.

El confort también dependerá del grosor, este debe ser como mínimo de 15 cm. Para una mayor comodidad también debes considerar si duermes acompañado o sólo. La anchura recomendada cuando se trata de camas matrimoniales debe estar entre 150 y 160 cms, mientras que si es individual entre 90 y 110 cms.

En cuanto al largo del colchón, debe estar 10 cms, por encima de tu estatura o de la persona más alta de referencia. Un punto importante cuando piensas en cómo elegir colchón.

La postura al dormir es fundamental para la selección del colchón

El colchón en este caso debe corregir la postura, evitando posiciones inadecuadas de las articulaciones y de la columna. Un colchón lo suficientemente cómodo también evita la frecuencia de movimientos durante la noche y por tanto inestabilidad en el sueño.

Para aquellos que duermen de lado, el colchón se debe ajustar a los hombros y  caderas, y la dureza debe ser intermedia. Sí la postura es boca abajo, la textura debe ser blanda para que la zona de la cervical ubicada en la nuca no adopte postura inapropiada.

La textura para los que duermen boca arriba, debe ser “dura” para proteger la columna en la zona de la nuca y lumbar, importante al pensar en cómo elegir colchón.

¿Te mueves mucho al dormir?

En estos casos el colchón debe minimizar el movimiento, duermas solo o acompañado. Los viscoelásticos y de muelles ensacados son los ideales para evitar las molestias ocasionadas por el cambio de postura.

Estos colchones deben ser firmes pero sin llegar a ser demasiado duros, ya que te podrían producir dolencias con el constante cambio de posición. Por lo tanto, el colchón se debe adaptar a todas las posturas posibles que genere el movimiento en el transcurso de la noche.

¿Cuál es tu temperatura óptima para dormir?

como elegir el colchon adecuado

Si eres de los que deben mantenerse bien cubiertos hasta en época de calor, te conviene comprar colchones viscoelásticos y de látex, para que te permitan conservar más el calor.

En cambio, si te acaloras constantemente durante la noche o las temperaturas son muy altas en la zona donde vives, los mejores colchones son los de muelles, ya que son de más alta transpirabilidad y por tanto mucho más frescos.

En caso de que el colchón de muelle no te ayude, entonces debes buscar colchones con micro partículas de gel que ayudan a regular la temperatura, en este caso que permitan temperaturas más bajas a las habituales.

Cómo elegir un colchón de acuerdo a las características del material

Material viscoelástico

Este material fue inventado por la NASA en 1970 y es uno de los más usados en la fábrica de colchones. Es un material que se adapta a la temperatura y al peso corporal. No transpiran y esto hace que sea el ideal para aquellas personas que les agrada dormir con una sensación térmica de calor.

Se adaptan muy bien al movimiento y al cuerpo sobre todo para las personas que acostumbran a dormir de lado o que tengan molestias óseas y musculares. El colchón se amolda para lograr una menor presión en las zonas más pesadas del cuerpo.

La firmeza va de baja a media, tienen buena flexibilidad y adaptabilidad. Existe una amplia gama de colchones con este tipo de material en el mercado, que van desde los más básicos y económicos hasta los de mayor grosor, mejor transpirabilidad y confort. Estos últimos son los más caros.

Espuma de alta resiliencia o HR

Consiste en poliuretano de alta resistencia altamente flexible y elástico. Se utiliza más en el núcleo del colchón y se puede combinar con los de viscoelástica para dar mayor apoyo. Además tienen características hipoalergénicas y antimicrobianas.

Son duraderos aunque pueden perder sus características con el tiempo. Son de muy bajo costo dependiendo de la densidad. Sin embargo, por su baja transpiración son bastante calurosos y no permiten mucho los cambios de posición en la cama.

Colchón de látex

Puede ser látex natural cuando el 85% de los materiales del colchón provienen de la savia del árbol del caucho o sintético cuando es fabricado a partir del petróleo. Este material se destaca por su alta capacidad de confort y adaptabilidad al movimiento.

Se hace apropiado para aquellas personas que tienden a moverse mucho durante la noche. También son antiácaros y por tanto ideal para las personas asmáticas. Sin embargo, hay que tener cuidado con aquellas alérgicas al látex. 

No tienen buena transpiración y por tanto no se recomienda en personas muy calurosas. En cuanto al precio, son caros aunque podría variar de acuerdo a los materiales con los que se combine.

Colchón de muelles

Este tipo de material y diseño data desde el siglo XIX. Los podemos encontrar como colchones de muelles independientes, continuos y ensacados. Veamos algunas de sus características.

Los independientes también conocidos como de Bonnell o Bicónicos, tienen una forma muy particular ya que asemejan al reloj de arena. Esto permite adaptarse y equilibrar bien el peso en el colchón. Son los más económicos.

Los continuos, deben su nombre a la carcasa del muelle configurada por un hilo continuo en forma de Z. Así elimina espacios vacíos. Esto le da mayor consistencia y firmeza al colchón, adaptándose muy bien para camas individuales. Son mucho más caros que los de Bonnell.

como elegir un buen colchon viscoelastico

Los de ensacado son extraordinariamente cómodos y se consideran los más adecuados para las camas dobles. Se caracterizan porque el muelle en forma de barril se embolsa en un material textil para evitar el contacto. Son silenciosos al movimiento por lo que se recomienda altamente en camas matrimoniales. Son los más caros en su tipo.

La característica que ofrece el muelle hace que estos colchones sean altamente transpirables y de muy buen confort. Además, se pueden reciclar.

De esta manera el mercado te ofrece una gama de opciones que te permitirán adaptarte a tus exigencias, necesidades y comodidades. El precio lo ajustarás de acuerdo a la capacidad de tu bolsillo. ¡Duerme tránquilo en tu hogar!

¿Ya sabes cómo elegir colchón? Esperamos haberte ayudado, si es así, no dudes en compartir nuestro artículo en tus redes sociales.