¿Cómo ensillar un caballo paso a paso?

como ensillar un caballo

Poner correctamente la montura a un caballo a la hora de montar sobre él es fundamental para cuidar de la salud física, ya que de lo contrario podemos generarle daños como rozaduras o edemas. El animal podría llegar incluso a sufrir lesiones si no se siguen los pasos correctos y por ello en Web de Profesionales creemos necesario enseñaros paso por paso cómo ensillar un caballo.

¿Qué se necesita para ensillar un caballo?

Antes de analizar los puntos esenciales para saber cómo ensillar un caballo es necesario conocer los accesorios básicos que necesitarás. Por una parte está la carona, que es el cojín que se coloca sobre el lomo del equino para amortiguar el peso y que no acabe lastimado. Sobre ella deberás colocar la silla o montura en la que se sientan los jinetes.

Por otra parte están los utensilios que te ayudarán a controlar al caballo. Está la cabezada, que es el armazón de correas que se coloca en la cabeza del animal, el freno o bocado que se introduce en su boca para dirigirlo y las riendas con las que el montador lo maneja. Estos tres elementos forman parte de la misma estructura.

Conociendo estas piezas, ahora sí podemos adentrarnos en los pasos para aprender cómo ensillar un caballo a la perfección:

➡ Ponle la cabezada al caballo

En primer lugar, coloca la cabezada cuidadosamente sobre la cabeza del caballo, ajustando todas sus correas adecuadamente. Es importante que este sea el paso principal para poder trabajar a continuación con las medidas de seguridad pertinentes.

➡ Ten bien sujeto el caballo

En segundo lugar, debes asegurarte de atar al equino a alguna parte y que esté bien sujeto para que el ensillamiento sea lo más sencillo y seguro posible. Lo ideal es contar con la ayuda de un poste cercano y utilizar una cuerda que vaya amarrada a la cabezada, haciendo un nudo que no sea demasiado fuerte. De este modo, si el animal quiere huir no se hará daño.

Cepilla al caballo

Una vez hayas elegido el mejor lugar para realizar todo este montaje y el equino esté atado, es hora de comenzar a cepillarlo y limpiarlo para comprobar que no tenga ningún tipo de daño que la montura pueda agravar. Con esta sencilla técnica podrás detectar cualquier herida o cicatriz, en caso de que las hubiera.

➡ Ten listos los accesorios

Parece un consejo para principiantes, pero nunca está de más recordar que hay que tener a mano todo el material que vamos a necesitar en los siguientes pasos para poder equipar y ensillar al caballo en el menor tiempo posible.

➡ Sitúa el freno dentro de su boca

El primer accesorio que necesitamos es el freno o bocado, que deberás introducirlo esmeradamente en su boca, dejando que sea el propio caballo el que te ayude a que encaje perfectamente. El método correcto es colocar la cabeza del freno sobre su frente, que este huela la pieza de hierro y sepa que tiene que abrir la boca.

➡ Engancha las riendas a las argollas del freno

Una vez hayas ajustado correctamente la pieza anterior, sin que le quede demasiado apretada al caballo, debes unir las riendas al freno enganchando la cuerda en sus argollas. Simplemente coloca las riendas sobre el cuello del animal y junta cada lado como es debido. Con este paso finalizado, ya queda preparada la parte de la cabeza.

como se ensilla un caballo

➡ Coloca la carona sobre su lomo

A continuación llega una de las fases fundamentales para aprender cómo ensillar un caballo adecuadamente. Comienza situando la carona sobre el lomo del caballo para que esta ejerza como cojín y que el equino soporte mejor todo el peso que va a llevar encima. Especialmente, te ayudará a prevenir que se le causen heridas, rozaduras o lesiones

Coloca esta pieza algo más arriba de su posición natural y desplázala hacia abajo para que el pelo del caballo no se aplaste y mantenga su forma natural. También servirá de ayuda para que la montura se mantenga fija cuando la coloques posteriormente.

➡ Acomoda la montura sobre la carona

Este es el punto clave de cómo ensillar un caballo. Coloca la silla o montura sobre la carona y asegúrate de emparejar la línea central de esta con la columna vertebral del equino. Los estribos tienen que colgar de la misma manera por los dos lados y la parte delantera de la silla debe situarse a la altura de la cruz.

Comprueba que la montura está bien ajustada, pero que puedas meter un par de dedos bajo ella para que no esté demasiado prieta, y que no haya movido la carona de su lugar. Si ves que esa silla no encaja como es debido, no la uses, ya que puede acabar siendo perjudicial para la salud física del caballo.

 

➡ Ajusta la cincha correctamente

La cincha es una de las partes que componen la montura de los caballos y sirve para ajustar toda la pieza a la barriga del animal. Es importante que tengas especial cuidado al realizar este paso porque hay caballos a los que no les gusta que se les ejerza presión sobre esa parte del cuerpo y podrían tener una reacción agresiva.

Para que esto no suceda vuelve a tomar como referencia un margen de unos dos dedos de holgura y cerciórate de que la montura permanece fija. Recuerda comprobar de nuevo que está bien ajustada, pues durante el calentamiento es posible que se afloje.

➡ Adecua los estribos a la altura del jinete

El último paso es alinear los estribos de la montura para que la persona que vaya a montar a caballo alcance a meter los pies en ellos adecuadamente. Gracias a esta pieza podrás contar con una mayor seguridad y comodidad, además de poder controlar mejor la montura.

como ensillar un caballo con recado

Ya sabes todo lo necesario sobre cómo ensillar un caballo paso a paso. Es hora de que lo practiques y disfrutes de un buen paseo sobre tu fiel compañero. Y no olvides que al igual que equipas al equino con todos los accesorios necesarios, tú como jinete también debes llevar la vestimenta y elementos de seguridad adecuados.

Recuerda que puedes visitar la categoría sobre ocio que disponemos en nuestra página web para conocer más consejos para las actividades que quieras hacer durante tu tiempo libre.