Cómo limpiar el horno paso a paso de forma eficaz

como limpiar un horno lleno de grasa

Para saber cómo limpiar el horno no necesitas más que este artículo que Web de Profesionales tiene para ti. Es necesario, no sólo por estética, sino por un asunto de salud. Con el paso del tiempo, se pueden acumular restos de comida, que propicien el crecimiento de microorganismos, como bacterias, hongos y levaduras.

Como recomendación general, debes asear y desinfectar el horno después de cada jornada de horneado. Evitarás que la grasa se impregne y el trabajo de limpieza sea mucho más fácil, por eso debes saber cómo limpiar el horno.

Además los materiales de limpieza no deben afectar a tu salud ni a la de tu entorno. Aquí te mostraremos cómo limpiar el horno paso a paso.

Precauciones a considerar antes de la limpieza de un horno

como limpiar horno electrico con bicarbonato

Debes mantener una ventilación adecuada.

Los productos de limpieza comerciales para hornos además de abrasivos son muy volátiles, pudiendo causar daño en la piel, los ojos y hasta irritación de las vías respiratorias. Es por esto que se recomienda abrir ventanas o airear el lugar durante la aplicación de estas sustancias.

Otra medida de precaución es airear el horno después de finalizar el proceso de limpieza. Se sugiere dejarlo abierto durante 3 horas para que los productos altamente volátiles utilizados, puedan desprender los gases generados y asegurar el área y equipo al momento de volverlo a encender.

Con estas medidas lograrás la seguridad ambiental y de salud que requiere este tipo de limpieza doméstica. Además, recuerda mantener a los niños y mascotas fuera del área de limpieza.

Es importante desconectar la red eléctrica

Nunca debes limpiar el horno sin antes desconectarlo de la fuente de electricidad. Puede ser muy peligroso si olvidas este paso.

Debes dejar reposar el horno antes de limpiarlo

Si decides limpiar después de una jornada de horneado, debes ponerlo a enfriar. Muchos de los limpiadores son volátiles y se debe evitar reacciones químicas indeseables y peligrosas.

Además, un horno caliente puede provocar quemaduras durante la limpieza. Por esta razón, debes dejarlo enfriar el tiempo necesario. Un paso muy importante en cómo limpiar el horno.

Protege tus manos, rostro y antebrazos

Hay que protegerse usando guantes reusables y resistentes, por eso los de goma son los ideales. Además se consiguen en cualquier parte y son sumamente económicos.

Son varias las ventajas que te ofrecen, los desengrasantes de alto poder irritante, no podrán entrar en contacto con la piel y hasta podrás prevenir posibles quemaduras. Si eres de esas personas sensibles a los olores fuertes, entonces acompaña los guantes con una mascarilla antigases para evitar posibles asfixias o dificultad para respirar.

Elimina restos de alimentos

Los restos de comida dentro del horno se pueden convertir en un caldo de cultivo óptimo para el crecimiento de microorganismos alterantes de los alimentos. Los más frecuentes son hongos y bacterias putrefactivas, así como aquellas que pueden causar daño a la salud.

La presencia de hongos en los alimentos o superficies contaminadas se distinguen por sus colores verdosos, amarillentos, negruzcos o cualquier otro, por eso lo puedes identificar rápidamente. Debes realizar entonces una limpieza profunda para eliminar cualquier resto de alimento que se pueda convertir en contaminante.

Retira cuidadosamente el equipo de rejillas y bandejas

Requieres de paciencia y delicadeza al momento de retirar las rejillas y bandejas del horno. La paciencia es muy importante al aprender cómo limpiar el horno.

Te sugiero que al sacarlas las coloques en remojo con agua y detergente, para ablandar la suciedad más impregnada y sobre todo los restos de grasa. Por ello, es conveniente que también adiciones un poco de desengrasante. Recuerda usar guantes para protegerte.

Revisa todas estas propuestas para limpiar el horno de forma eficaz

Lo más rápido y fácil es adquirir un buen producto desengrasante para hornos de los que abundan en el mercado y cumplir a rajatabla cada una de las instrucciones que aparece en la etiqueta del envase.

Recuerda que debes tener a mano los guantes y mascarillas para el momento de la aplicación.

Sin embargo, aquí también te traemos otros productos de limpieza naturales y caseros de menor toxicidad que los comerciales. Estos te ayudarán a limpiar del horno de manera eficaz.

El uso de un pulverizador para la aplicación de los productos de limpieza líquidos asegura el cubrimiento de todas las superficies y tu protección.

También te instruiremos sobre todos los puntos claves para alcanzar una mejor limpieza tanto por dentro como por fuera del horno. Aunque debes recordar que lo más importante es la frecuencia de limpieza para evitar el acumulo de residuos y grasa. ¡Manos a la obra!

Bicarbonato de sodio

Utiliza aproximadamente ½ taza de café con bicarbonato y una cucharadita de agua. Mezcla hasta formar una pasta. Si consideras necesario agregar más agua, lo puedes hacer. Lo ideal es conseguir una pasta que sea lo suficientemente densa para poder esparcirla por las paredes interiores del horno.

Déjala durante una media hora y luego retira con abundante agua. Utiliza toallas húmedas o esponjas para su aplicación. Seca las superficies con toallas limpias.

Uso de vinagre

El uso del vinagre o ácido acético diluido te da doble protección. Además de limpiar y desintegrar la suciedad o grasa muy adherida, también protege contra algunas bacterias que pueden crecer dentro de este equipo de cocina, ya que logra bajar el pH del medio para que muchos patógenos no pueden crecer.

Lo puedes agregar puro con una esponja o pulverizador, calientas el horno a 120 ºC durante 10 minutos. Apagas y dejas enfriar antes de retirarlo con abundante agua.

En aquellas zonas más grasientas puedes frotar vigorosamente. Cuando lo uses recuerda tus guantes y mascarilla. El ácido acético es muy volátil y puede afectar tus vías respiratorias.

como limpiar el horno sin esfuerzo

Zumo de limón

El zumo de limón te aporta una triple acción como limpiador natural para horno. Deja un olor fresco y agradable en el ambiente, puedes conseguir una profunda limpieza y es un antiséptico reconocido contra gérmenes patógenos y alterantes. Material imprescindible para saber cómo limpiar el horno.

Extrae el jugo de dos limones y colócalo en un recipiente dentro del horno. Calienta a 250 ° C durante media hora. Los vapores desprendidos lograrán ablandar los residuos y otros contaminantes.

Pasado este tiempo, dejas enfriar el horno y retiras la suciedad con abundante agua y suficientes paños suaves que no esparzan residuos al frotar. Limpia hasta retirar cualquier partícula contaminante.

Otra buena opción es combinando estos limpiadores naturales. El método natural es importante al aprender cómo limpiar el horno. La limpieza será mucho más profunda y segura.

Para ello, mezcla medio vaso de agua, con medio de vinagre y uno de bicarbonato de sodio, hasta formar una pasta. Aplícala con un paño o esponja por todo el interior del horno haciendo énfasis en las superficies más sucias. Al cabo de 1 hora puedes retirarlo con abundante agua.

Una vez terminada la limpieza con los limpiadores entonces es el momento de darle un poco de brillo a tu horno. Utiliza abundante agua con el lavavajillas habitual. Frotas por dentro y por fuera con un paño de cocina. Enjuaga nuevamente y seca con papel de cocina hasta lograr un aspecto reluciente.

¿Ya sabes cómo limpiar el horno? Esperamos que tras haber leído el artículo ya sepas, si es así, no dudes en compartirlo en tus redes sociales.