Cómo reclamar una enfermedad profesional

cómo reclamar enfermedad profesional

En nuestra actividad laboral por cuenta ajena podemos sufrir una enfermedad o accidente. Por este motivo, la empresa en cuestión debe contar con una mutua que pueda atender dicha situación. Pero, ¿cómo reclamar una enfermedad profesional? En Web de Profesionales vamos a contártelo.

Qué se considera enfermedad profesional

Para poder reclamar una enfermedad profesional es necesario conocer qué puede considerarse como enfermedad profesional.

En este sentido, lo primordial es, obviamente, padecer dicha enfermedad y contar con los documentos médicos que den fe de dicha enfermedad. Pero, además, esta enfermedad debe haber sido producida en el desarrollo del empleo, bien por la actividad en sí misma o por la incidencia de elementos que puedan causar dicha enfermedad.

Así, los casos más extendidos entre las enfermedades profesionales se encuentran en las posturas forzadas durante la actividad laboral, desarrollo de la actividad en un entorno tóxico o con elementos contaminantes y, en muchos otros casos, afecciones en la voz por el desarrollo de la propia actividad (profesores, teleoperadores…etc).

Claves para saber cómo reclamar una enfermedad profesional

Una vez que comprendemos mejor qué se considera como enfermedad profesional, podemos pasar a dar las claves para reclamarla. Así, a la hora de reclamar una enfermedad profesional debe darse lo siguiente:

  • Acudir a la mutua de la empresa solicitando la baja debido a una enfermedad profesional.
  • Se realizan las pruebas pertinentes para diagnosticar que existe una enfermedad laboral.
  • Para ello, se pueden presentar listas y declaraciones, tanto del afectado como de sus representantes, en las que se reflejen las diferentes causas que han provocado dicha enfermedad en el trabajo.
  • Si el médico de la aseguradora diagnostica enfermedad laboral, se pondrán a disposición del afectado todos los medios para poder ser tratado.
  • Por último, en caso de no ser admitida como enfermedad profesional por parte de la mutua, es posible acudir a la Seguridad Social para pedir una inspección médica y constatar que se trata de enfermedad profesional.

Pagos de baja en caso de enfermedad profesional

Una vez que se hace efectiva la enfermedad profesional, se procede al pago de un subsidio de baja que no requiere de un periodo mínimo de cotización, a diferencia de otras enfermedades o accidentes no relacionadas con la actividad profesional.

Por tanto, un dato de interés tanto si te has visto afectado por una enfermedad laboral como si eres una empresa y quieres tenerlo en cuenta a la hora de gestionar el negocio.

En estos casos de enfermedad profesional diagnosticada, el día en el que se ha producido dicha enfermedad se considera trabajado, por lo que debe ser abonado por la empresa.

El día siguiente de tener constancia de dicha enfermedad profesional y los sucesivos hasta recibir el alta, el trabajador recibe un subsidio que resulta de calcular el 75% de la base reguladora diaria. En este caso, dicho subsidio lo paga la mutua o empresa encargada de la gestión.

enfermedad profesional

Por supuesto, no debemos olvidar echar un vistazo al Convenio Colectivo en cada caso, ya que este puede indicar ciertas condiciones favorables al trabajador que correrían por cuenta de la empresa.

Y así cerramos nuestro artículo en el que te hemos enseñado cómo reclamar una enfermedad profesional y qué pasos suelen seguirse. Recuerda que en Web de Profesionales siempre tratamos temas de índole laboral con los que ayudarte a conocer todo sobre las horas trabajadas, excedencias y otros asuntos de interés.  Si este artículo te ha parecido interesante, no olvides compartirlo en tus redes sociales.