Cómo reparar una vitrocerámica y dejarla como nueva

como quitar arañazos en vitroceramica

Hoy aprenderás sin duda alguna todo lo necesario respecto a este queridísimo y muy usado electrodoméstico, no sólo eso, queremos anunciarte que desde Web de Profesionales  te enseñaremos a cómo reparar una vitrocerámica de la mejor manera a fin de que puedas seguir dándole un adecuado y estupendo uso ya que, por lo general, suelen ser muy delicados. ¿Empezamos?

Cómo arreglar una vitrocerámica

Tipos de avería en la vitrocerámica

A partir de hoy gracias a nosotros conocerás todo acerca de las vitrocerámicas más que nadie; como habíamos mencionado antes, estos electrodomésticos de la cocina son muy delicados y requieren de un cuidado especial para su mantenimiento debido a la exposición constante de altas temperaturas. Sin embargo, esa no es la única causa.

Las vitrocerámicas también son vulnerables a los golpes y están sometidas frecuentemente a posibles rayaduras, queremos informarte para que estés advertido, que la reparación de este electrodoméstico no es del todo sencillo. Suelen ser complicadas mas no imposibles. Si hay algún daño grave interno en el sistema eléctrico. ¿Qué debo hacer?

Si se te presenta este escenario de algún fallo en esa área, te sugerimos contactar de inmediato a un técnico profesional y especializado en este tipo de reparaciones específicas debido a su composición y complejidad. Eso sí, queremos comunicarte que si tienes algún problema que no sea de este tipo, te aseguramos que obtendrás la solución con nosotros.

Aprenderás a cómo reparar una vitrocerámica sea cual fuere el daño externo y, para empezar a realizarlo debes primeramente analizar el estado general de la placa; en algunos casos puede parecer que el origen de su avería se encuentre en el circuito eléctrico, pero, realmente la avería se ha producido en la superficie de cocinado.

Para saber diferenciar uno del otro debes ser muy observador, otro de los motivos como paso inicial para saber cómo reparar una vitrocerámicas en función a la placa cuando está adherida a la encimera con silicona termorresistente, es preferible llamar a un técnico experto para que realice un trabajo excepcional en cuanto a la eliminación de esta silicona ya que es sumamente compleja.

Si esta reparación se realiza de manera exitosa, es imprescindible volver a usar esa resistente silicona a altas temperaturas. ¿Te gustaría saber cómo reparar una vitrocerámica y qué tipo de avería tiene nuestra placa? Te daremos todos los detalles en función a esas preguntas para que hagas una buena labor y estés bien informado.

Tipos de avería en la vitrocerámica

Los daños en este artefacto son provocados por un mal funcionamiento, es sencillo detectar qué avería posee nuestra vitrocerámica ya que son varias señales bastante concretas; cuanto más detalle en función a su deterioro conozcas, mayor información tendrás para realizar una estupenda reparación. Te vamos a exponer, a continuación, algunos de los daños más comunes y te daremos la solución de cómo reparar la vitrocerámica de tu cocina.

Ten en cuenta algo muy importante, algunos de estos daños NO tienen solución, allí se requiere la sustitución del componente y, de aquellos que sí posean un arreglo aprenderás a lidiar con el problema y a repararlos, las averías más complejas sí tendrán que ser con la ayuda y consulta de un profesional en el área, ¿Estás listo?, ¡Comencemos!

La vitrocerámica no enciende ni calienta

Este es un problema muy frecuente en los hogares, con el paso del tiempo comenzaremos a notar que nuestra vitrocerámica no calienta como antes, en otros casos sí suele calentar bastante y comienza a manifestarnos este comportamiento irregular. Esta avería es producida cuando la placa deja de funcionar con la normalidad que le corresponde.

Cristal roto en la vitrocerámica

Las causas más comunes son: el problema en los botones que nos dejará sin control sobre nuestro electrodoméstico. Y otro caso puede ser provocado por un fallo eléctrico del enchufe o por el sistema en mal estado.

¿Cómo reparar una vitrocerámica según las manifestaciones presentes? Si la vitrocerámica ha dejado de funcionar o en su defecto cuando funciona carece de la potencia que poseía antes es probable que el problema sea eléctrico y por ello deberíamos comprobar el circuito eléctrico.

En estos casos lo más habitual es realizar un cambio de piezas por otras nuevas, te aconsejamos comprobar que sean de la misma marca de la vitrocerámica a fin de que su arreglo alargue su vida y funcionamiento.

Cristal roto en la vitrocerámica

El material más vulnerable y común que cubre la superficie de nuestras vitrocerámicas es este y no está hecho precisamente para resistir nuestros constantes golpes mientras cocinamos, si está agrietado, por nuestra seguridad te queremos aconsejar lo siguiente:

Es mejor que te detengas y NO sigas cocinando, ¿Por qué? Sencillamente porque los líquidos de los alimentos que cocinemos se pueden introducir fácilmente por esa grieta llegando al circuito eléctrico, de suceder esto un cortocircuito estará más que garantizado y no queremos esto. No obstante, ¿Cómo reparar una vitrocerámica de ser este el problema?

Desafortunadamente queremos comentarte que no existe un arreglo posible, o al menos el cien por ciento fiable para un vidrio roto; la superficie de la vitrocerámica no se puede reparar por completo. Sin embargo, una alternativa que puedes usar si es una grieta muy pequeña, es aplicar un poco de acetona transparente y dejarla secar por unas horas.

Al hacer esto podemos asegurarnos que la grieta no siga expandiéndose, otra alternativa sería picar un ajo por la mitad y frotarlo allí, la sustancia que bota el ajo es muy eficiente para pegar pequeñas grietas y evitar que siga abarcando más campo, aunque, te reiteramos, es una alternativa pero no es una solución ideal.

La única solución posible y 100% segura es sustituir nuestro cristal roto por uno nuevo y realizar un cambio por completo. Entonces, ¿Cómo reparar una vitrocerámica? No te preocupes por ello, para continuar y completar esta información te vamos a presentar algunos materiales necesarios y muy útiles que debes tener en casa para realizar la mano de obra si deseas saber cómo quitar los arañazos de la vitrocerámica.

Cómo quitar arañazos de la vitrocerámica

Uno de los productos más populares en casa para quitar los pequeños raspones de la vitrocerámica es la pasta de dientes. Para usarlo es muy sencillo, sólo debes contar con el apoyo de un trapito, colocar un poco de pasta de dientes en él y frotarlo en la vitrocerámica con mucho cuidado hasta conseguir que el arañazo desaparezca. Luego ya podrías limpiarlo.

¿Cómo reparar una vitrocerámica? Otra opción es usar amoniaco y agua para solucionar el problema; mezcla tres tazas de agua con 15ml de amoniaco, humedece un paño y frotalo sobre tu vitrocerámica en círculos hasta que veas el arañazo desaparecer. Esto no sólo te ayudará a desaparecer el arañazo, sino que le añadirá un increíble brillo.

¿No tienes pasta de dientes? ¡No te preocupes! Utiliza bicarbonato de sodio y un poco de agua. Como tercera y última opción es muy buena para reparar esas rozaduras. Mezcla el agua y el bicarbonato hasta conseguir una textura consistente parecida a la pasta de dientes.

como arreglar el cristal roto en la vitrocerámica

Remuévela para evitar que queden grumos y aplícala con una bayeta haciendo movimientos circulares. Limpia el área con un paño seco para eliminar el exceso de mezcla y tendrás tu vitrocerámica como nueva. Ahora ya sabes cómo reparar una vitrocerámica y conoces algunas de las soluciones más comunes y efectivas.

Si te gustó nuestro artículo compártelo a tus redes sociales.