Cómo trabajar con fieltro: Consejos que te ayudarán

como trabajar el paño lenci

¿Te gustaría saber cómo trabajar con fieltro? En Web de Profesionales queremos darte una serie de consejos que te ayudarán a mejorar tu trabajo con el fieltro. Este es uno de los primeros materiales textiles hechos por el hombre; de hecho, su uso data de milenios pues fue en la prehistoria que se empezó a utilizar el fieltro. En esa época la materia prima consistía en lana de oveja.

Al ser una técnica milenaria, toda persona que trabaja en el mundo textil entiende que el fieltro, además de sus increíbles beneficios, es parte de nuestra historia; no obstante, para algunos, sobre todo principiantes, trabajar con este material puede ser algo complicado. Por esta razón hicimos una pequeña recopilación que te ayudará a saber cómo trabajar con fieltro.

¿Qué es el fieltro?

como trabajar el fieltro de lana

Antes de empezar a explicarte los consejos con los que sabrás cómo trabajar con fieltro, primero te explicaremos un poco más sobre este material. Es un producto textil que se forma por una red con fibras unidas creadas por medios químicos, mecánicos o térmicos.

Una de las características principales de los productos no tejidos es que es imposible de deshilachar y son duraderas; esta es una de las razones por las cuales son tan apreciadas en el mundo de la moda, bisutería, entre otros. Cabe destacar que, en el caso del fieltro, hay ciertas propiedades que lo hace un producto invaluable, desde su impermeabilidad hasta su resistencia al desgarro.

Hacer fieltro es un proceso que requiere de conglomerar mediante vapor y presión algunas capas de pelo de animales o fibras de lana. Es fácil de moldear debido a que es un material ligero; es por eso que vemos muchos productos hechos con fieltro, algunos de ellos son las zapatillas, prendas de vestir, alfombras, sombreros, etc.

Algo interesante que hay que saber del fieltro es que no es necesario lavarlo con regularidad ya que su ventilación se puede hacer dejándolo al sol o utilizando el vapor de la plancha, aunque no excesivamente caliente; sin embargo, para que tenga óptimas condiciones, hay que lavarlo cada cierto tiempo, esto lo debes hacer a mano y con jabón neutro.

Cómo trabajar con fieltro: Manipulación y tipos

Tal como te comentamos hace un momento, el fieltro es uno de los materiales no textiles más fáciles de manipular y trabajar debido a que las únicas herramientas básicas que se necesitan son las tijeras. Si quieres moldearlo, todo lo que necesitarás es vapor y presión.

Puede cocerse, teñirse, pegarse, maniobrarse o manipularse con facilidad, se moldea con vapor, es impermeable, acolchonado, se puede lavar o manchar, etc.; estos son algunos de los beneficios del fieltro.

¿Qué es el fieltro?

Tipos de fieltro

No obstante, debes saber que el fieltro no es un solo producto, en la actualidad existen varios tipos que son pensados para usos específicos. Un ejemplo de ellos es el fieltro acrílico, que es utilizado principalmente para confeccionar disfraces o materiales para hacer manualidades, decoraciones, tapices, bisutería, entre otros.

El fieltro acrílico está hecho de poliéster y puede lavarse en una máquina siempre y cuando este en un modo suave. Por otro lado, tenemos el fieltro sintético no proviene de la lana y aunque sus propiedades son bastante similares; la diferencia con uno 100% de lana es su rigidez.

Los que son hechos puramente de lana o mezclados tienen una calidad superior a los que son completamente sintéticos. Son más suaves, fáciles de manejar y dan un aspecto más estético.

Luego tenemos el fieltro adhesivo que tal como indica su nombre, está especialmente diseñado para decorar paredes o cualquier tipo de superficies preferiblemente planas; también se usa con regularidad para hacer trabajos de scrapbooking.

Cómo trabajar con fieltro: Consejos útiles

Ahora te damos una pequeña lista con consejos que necesitas conocer si quieres saber cómo trabajar con fieltro:

¿Cuál fieltro debo utilizar?

Para comenzar estos consejos que te permitirán saber cómo trabajar con fieltro responderemos una de las dudas más recurrentes. Antes de empezar a trabajar con fieltro primero debes cuestionarte para qué lo utilizarás. Todos los tipos de fieltro tienen su uso, incluso los sintéticos, por lo que todo dependerá del uso que le des.

Una de las características del fieltro 100% de lana o el mezclado es que son flexibles. Esta particularidad permite que sean perfectos para realizar figuras decorativas o muñecos para rellenar; igualmente si quieres hacer productos bordeados, florales, bolsos, fundas y similares.

Los fieltros sintéticos con perfectos para agregarle detalles a dichos productos, es decir, hacer pequeños puntos, botones, cinturones, etc., pero algunas personas también lo usan para forrar objetos. Si vas a utilizar este tipo de material, procura que sean los de buena calidad; los que son agradables al tacto.

Evita el calor

El siguiente consejo que te ayudará a saber cómo trabajar con fieltro es sumamente importante y no puedes olvidarlo. El fieltro es un material que se moldea gracias al vapor, por lo que es lógico que ante el agua caliente, contacto directo y prolongado con planchas, colocarlo encima de radiadores, estufas, secadores, entre otras fuentes de calor; el producto empiece a mal formarse.

Si tu sombrero o ropa de fieltro se mojan, lo mejor que puedes hacer es dejar que se seque de manera natural.

Mantenimiento del fieltro

Mantenimiento del fieltro

Muchos creen que como trabajar con fieltro es sencillo y el resultado duradero, no necesita de un mantenimiento constante y aunque esto puede ser verdad; lo cierto es que este material, sobre todo el que se utiliza para prendas y accesorios de vestir, necesita de cierta limpieza.

Para lavar a mano los sombreros, abrigos o prendas hechas de fieltro, solo se necesita agua y jabón neutro; por otro lado, en caso de mojarse con agua de lluvia, tal como te dijimos anteriormente, debes secarlo secarse naturalmente.

Si lo que quieres es quitar algún mal olor, puedes hacerlo con una plancha de vapor. Debes ser extremadamente cuidadoso y realizar movimientos circulares, evita dejar la plancha mucho tiempo en un mismo sector porque puede deformarse el material.

¿Para qué utilizas el fieltro? Respóndenos en la sección de comentarios y no olvides compartir este artículo en tus redes sociales.