¿Cómo usar un compresor para pintar?

como usar pistola para pintar con compresor

¿Quieres saber cómo usar un compresor para pintar? En Web de Profesionales queremos que tengas el conocimiento de cómo usar un compresor para pintar para que te sea más fácil realizar trabajos de este estilo. Normalmente el verano es el momento ideal para hacer renovaciones en las empresas y darle una cara más fresca.

Es común que durante este periodo se hagan trabajos de pintura pero estando en una empresa pintar de la manera tradicional tomaría mucho tiempo. Es por eso que muchos profesionales prefieren utilizar un compresor aire para pintar y así ahorrar trabajo.

Los resultados obtenidos son simplemente maravillosos pero ciertamente puede ser difícil si no sabes cómo usar un compresor para pintar; es por eso que hoy te ayudaremos explicándote la manera correcta de usarlo y cuáles son los mejores comprensores que puedes encontrar en el mercado.

¿Qué es un compresor para pintar?

¿Qué es un compresor para pintar?

Antes de saber cómo usar un compresor para pintar primero tienen que conocer un poco más sobre él. La llamada energía cinética es la responsable de que la máquina trabaje.

Un compresor para pintar funciona gracias al aire comprimido que acciona la pistola de pintura; es decir, la presión que se ejerce produce una reciprocidad entre el aparato y el propio líquido.

Algo muy importante que debes tener en cuenta si quieres saber cómo usar un compresor para pintar es que la capacidad de almacenamiento del aparato es lo que realmente hará la diferencia.

La presión necesaria para expulsar el líquido proviene de su tanque, si te encuentras con una máquina de este estilo que no lo posea, entonces es mejor que no lo adquieras pues no tendrás el mismo efecto. Se necesita de la presencia constante del aire para que el mismo pueda trabajar.

Normalmente este tipo de máquinas la solíamos ver en trabajos específicos para coches o su reparación; no obstante, con el tiempo su uso se ha extendido a casi todos los ámbitos donde la pintura sea necesaria.

Hay muchos artistas que pintan sus cuadros con este tipo de sistemas, también puedes pintar las paredes de tu casa u oficina. Actualmente podemos encontrarlos en todo tipo de tamaños y formas, incluso ya están los modelos portátiles que puede guardar el lugares pequeños con mucha facilidad.

Ahora bien, debes conocer sus componentes para entender mejor cómo usar un compresor para pintar. Estos mecanismos y sistemas son lo que permite el buen funcionamiento de la máquina; si una de ellas falla, todo el mecanismo empezará a trabajar de forma incorrecta. Estos son:

  • El tanque de pintura.
  • Sistema de expulsión.
  • Sistema de eyección.
  • Mecanismo de compresión
  • Mecanismo de combinación.
  • Sistema eléctrico.

¿Cómo usar un compresor para pintar?

Te explicaremos paso por paso lo que debes realizar para poder lograr un acabado perfecto y saber cómo usar un compresor para pintar sin ningún tipo de inconvenientes.

Primer paso: La ubicación y espacio

Ten en cuenta que vas a usar un compresor, este tipo de aparatos deben ser utilizados en espacios ventilados donde el aire pueda circular sin ningún tipo de inconvenientes. Esto es especialmente importante porque de lo contrario tu salud puede verse perjudicada.

Entonces, lo primero que debes hacer es acondicionar en espacio a trabajar, abrir la ventanas y cubrir con cintas, u otros elementos de protección, todas esas cosas que no quieres que se manchan con pintura.

Segundo paso: La seguridad

Como te dijimos antes, un compresor para pintar puede influir en tu salud; es decir, son partículas que pueden entrar por tu sistema respiratorio. Es por eso que necesitas de ciertos elementos para garantizar tu seguridad. Entre los más esenciales están la mascarilla protectora y unos guantes.

Tercer paso: Preparación

Una vez que ya tengas los pasos anteriores completos ya puede empezar a prepararte para trabajar. Antes de todo primero tienes que pulir, lijar o limpiar la superficie que pintarás en caso de haber superficies irregulares u otros desperfectos.

Por otro lado también puedes dar una sola capa de pintura, ya sea con rodillo o con brocha, a la pared; esto solo debes hacerlo si consideras que ayudará a conseguir un mejor acabado al momento de utilizar el compresor.

Cuarto paso: Prepara el compresor

Ahora llegó el momento de empezar a realizar el acabado. Primero de todo debes regular la presión al momento de encender la máquina.

El nivel puede variar según sea el caso; es por esto que te aconsejamos revisar cuidadosamente el manual que viene con la máquina, pues el mismo te dirá la numeración correcta.

Asegúrate que todos los elementos del compresor estén bien ajustados y colocados; si no realizas esta comprobación, pueden ocurrir accidentes. Muchos realizan un doble sistema de seguridad al colocarle cinta pegante a la rosca.

Una vez que tengas todo lo anterior listo llegó la hora de colocar el diluyente en la pintura; no vayas a utilizarlo todo, solo debes colocar un poquito de este líquido.

Ahora solo debes hacer que la pintura entre en pulverizador colocando la boquilla en algún depósito que no vayas a utilizar. No te preocupes si al principio sale aire. Recuerda que solo debes usar la cantidad de pintura necesaria, más precisamente llenar solo ⅔ partes.

¿Cómo usar un compresor para pintar?

Quinto paso: Empezar a pintar

Mantén un agarre firme sobre la máquina y una distancia de 15 a 20 cm de la pared a utilizar. Ahora puedes empezar el proceso. Ten en cuenta que para hacer un trabajo de calidad debes realizar al menos dos capas de pintura o las que creas necesarias.

Los mejores compresores de aire para pintar en el mercado

Ahora que sabes cómo usar un compresor para pintar, te daremos una pequeña lista con los mejores compresores que puedes conseguir el Amazon. Estos tienen las mejores valoraciones de la página:

  • Bosch PFS 3000-2: Cuenta con un motor de 650 W, sistema ConstantFeed para suministrar constantemente pintura, sistema de pulverización de pintura versátil, entre otras características. Cuesta 137,86 €.
  • Einhell: Posee, entre otras cosas, una pistola pintura con deposito superior; un recipiente de 1,000ml para la pulverización, tres patrones de pulverización, embudo, boquillas, cepillo de limpieza y mucho más. Tiene un coste total de 47,99 €.
  • Tacklife: Tiene un envase de 900 ml, 4 boquillas de pulverización, el flujo máximo de 800 ml/min, válvula de presión ajustable, cepillo de limpieza, etc. Es uno de los más vendidos por su calidad y precio de 39,99 €.

¿Qué piensas sobre los compresores para pintar? Respóndenos en la sección de comentarios y no olvides compartir este artículo en tus redes sociales.