Consejos para trabajar en el mundo de la arquitectura

En caso de que estés a punto de comenzar tus estudios arquitectónicos universitarios, o inclusive, si ya estás ejerciendo formalmente, es muy probable que los consejos de arquitectura que te compartiremos en Web de Profesionales te vayan como anillo al dedo.

Básicamente, son recomendaciones de arquitectos que prometen ayudarte de manera profunda e integral con tu formación académica y práctica profesional.

Si te aseguras de seguirlos es muy probable que tu experiencia en el mundo de la arquitectura sea más amigable, productiva y satisfactoria. 

10 consejos de arquitectos para trabajar en esta área

A continuación, te compartimos 10 consejos de arquitectos para estudiar y trabajar en esta área de forma placentera y memorable.

La universidad no te garantizará el éxito

Puede que este sea uno de los consejos de arquitectura más controversiales de todos, pero en el fondo sostiene una verdad irrefutable.

La universidad te ofrecerá herramientas claves para pulir tus conocimientos y así forjarte una mayor perspectiva profesional, pero no te convertirá en un arquitecto talentoso, creativo o renombrado.

De hecho, muchos arquitectos concuerdan en que la universidad te entrega múltiples y valiosas herramientas, pero no obligatoriamente un trabajo.

Es decir, que deberás esforzarte por tus propios medios para ir haciéndote un nombre en el ramo de la arquitectura.

Lo ideal es que aproveches al máximo todas las herramientas a las que tendrás acceso durante tu fase universitaria, y que finalmente las uses para potenciar tus talentos o habilidades innatas.

Mantener los pies sobre la tierra

Muchos arquitectos coinciden en que la clave para mantenerte enfocado cuando eres un estudiante es que conserves los pies sobre la tierra.

Especialmente porque es muy probable que te topes con un par de profesores que te llamarán “Arquitecto”, cuando en realidad eres un estudiante.

trabajar en arquitectura

Está bien que te apropies de tu carrera desde el primer momento que pises la facultad de Arquitectura, porque de alguna manera eso te hará sentir motivado.

Lo que no es tan apropiado es que te adelantes a los hechos irremediablemente. Por ejemplo, es importante que tengas claro que solo serás considerado un arquitecto, en toda la extensión de la palabra, cuando finalmente recibas un título formal.

Para muchos profesionales del sector lo más importante es conservar la humildad y ser capaces de reconocer que solo con experiencia y práctica podrás ser considerado un arquitecto.

Aprende a aceptar las críticas

Las críticas forman parte del proceso de aprendizaje, y por ende, deberás aprender a aceptarlas y a utilizarlas como combustible para seguir mejorando como estudiante y posteriormente como profesional.

En lugar de mostrar rechazo, molestia o arrogancia cuando un profesor te hace una crítica, se lo suficientemente astuto como para descifrar su mensaje y eventualmente crecer.

Recuerda que la universidad te ofrece la grandiosa oportunidad de aprender, cometer errores, evolucionar y avanzar en la dirección correcta, siempre y cuando tengas bien definidas tus metas.

No te quedes con lo básico

Arquitectos titulados, con años de experiencia, coinciden en que es indispensable ir más allá de lo básico.

No te limites a lo que aprendas en clases. Al contrario, ejercita tu curiosidad y creatividad de manera complementaria para que no se te escape nada.

Uno de los mejores consejos de arquitectura que deberías seguir consiste en leer libros y contenido especializado que amplíen tu horizonte académico, y eventualmente, profesional.

Jamás pares de leer, investigar y actualizarte, inclusive si apenas estás comenzando tus estudios de arquitectura ¡Te garantizamos que no te arrepentirás!

Aprende a utilizar software y programas especializados

Este es uno de esos consejos de arquitectura que tienen cabida tanto a nivel universitario como laboral.

No esperes a graduarte de la universidad para empezar a familiarizarte con algunos softwares inherentes a la práctica arquitectónica, como Archicad, Revit, AutoCAD, etc.

Lo más sabio es que te pongas manos a la obra durante tu época universitaria para que vayas perfeccionando tus habilidades con el pasar de los años.

Aunque no lo creas, muchos estudios de arquitectura exigen que sus futuros talentos dominen este tipo de programas.

Así que deberías asumir este consejo como una gran ventaja competitiva; recuerda que el mercado español está realmente copado de arquitectos titulados ¡Diferenciarte es crucial!

Involúcrate en todo el proceso

Involucrarse durante todo el proceso arquitectónico es uno de los consejos de arquitectura más valiosos y enriquecedores que un colega pudiese darte.

¿Te preguntas por qué? Esta experiencia te permitirá vivir en primera fila todos los retos, vicisitudes, alegrías y complejidades de cada proyecto en el que estés involucrado.

No te limites a hacer tu trabajo, ni te aísles de las demás implicaciones de la obra, si quieres ser un arquitecto integral, resolutivo y con experiencia en un gran número de áreas vinculadas a tu profesión.

Es muy recomendable que estés al tanto de lo que hacen los otros actores del proyecto; desde el carpintero hasta el maestro de obra.

Pero sobre todo es vital que entiendas bien qué están haciendo, y en qué medida sus trabajos y acciones impactan favorablemente al proyecto en el que tú también estás inmerso.

Evalúa tu trabajo de manera constante

Este tipo de consejos de arquitectura son fundamentales para que logres avanzar y evolucionar, con el objetivo de que tu trabajo sea cada vez más prolijo y excepcional.

Tómate el tiempo de analizar muy bien tus proyectos antes, durante y después de haberlos finalizado.

Puedes realizar esta tarea en solitario, –a modo de introspección y retrospección profesional-, o también puedes discutir lo que ya se ha hecho con colegas o amigos que compartan tu pasión por la arquitectura.

Si conviertes esto en un hábito regular es muy probable que estés en constante aprendizaje y que tu nivel de experticia siempre esté evolucionando.

Sácale provecho al trabajo colaborativo

Renombrados arquitectos de Latinoamérica y España afirman que no puedes ser considerado un buen Arquitecto si tu único mérito consiste en hacer un gran diseño.

Esto se debe a que el éxito de un proyecto arquitectónico se ve influenciado por muchas variables que generalmente entran en perspectiva mediante el trabajo colaborativo.

No se trata de restarle honores a tu formación y capacidad profesional, sino de combinar tu formación arquitectónica con la de otros arquitectos, para que el resultado final sea de calidad.

Desarrolla tu propia metodología de trabajo

Desarrollar tu propia metodología de trabajo es completamente factible siendo autónomo, o formando parte de un estudio de arquitectura.

Identifica qué modalidad de trabajo te funciona mejor ya que te permite ser más productivo, proactivo y eficiente en lo que haces.

No intentes emular el ritmo de trabajo de tus compañeros o colegas, recuerda que cada individuo tiene sus propias particularidades, gustos y necesidades.

De modo que lo que le funciona a un tercero a ti podría resultar contraproducente a nivel de productividad laboral.

Inclusive, una metodología de trabajo que no te convenga pudiese llegar a mermar tu proceso creativo e intelectual en el corto, mediano y largo plazo.

No existe un perfil único como arquitecto

Asegurar que únicamente puedes desarrollar un solo perfil profesional durante tus años de práctica es una verdadera falacia.

José Castillo, cofundador de Arquitectura 911sc y ganador del Audi Urban Future Award 2014, está convencido de esto.

Tanto así que considera que un arquitecto puede desarrollar muchos perfiles a lo largo de su ejercicio profesional, lo cual exalta sus virtudes multifacéticas.

estudiar arquitectura

En otras palabras, no te encasilles a la hora de ejercer; recuerda que solo tu sabes hasta dónde puedes llegar, y que en esta profesión, como en muchas otras, solamente el cielo es el límite.

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo en tus redes sociales.