¿Cuáles son las conservas saludables?

conservas saludables

¿Eres de los que ama ir al gimnasio y alimentarse sanamente y de una forma fácil y rápida? Consumir conservas saludables de un modo esporádico puede ser una excelente alternativa para preparar diversas recetas de comida muy sanas. 

Si  bien existen muchos tipos de alimentos que se venden como conservas, no toda la comida enlatada y envasada es la mejor opción para mantener una dieta equilibrada. Por lo tanto, en este artículo compartiremos contigo algunas opciones de conservas saludables.

4 clases de conservas saludables

Los alimentos en conservas cuando son saludables, se caracterizan por brindar al organismo los nutrientes necesarios para poder tener una dieta equilibrada, ya que pueden ser usadas para la preparación de una variedad de recetas.

Algunas de las más recomendadas son las siguientes:

Conservas de pescado

En el caso de las conservas de pescado saludables, una lata generalmente suele ser equivalente a una ración de pescado, tratándose de uno de los tipos de conservas saludables que más se consumen y pueden encontrarse fácilmente en el mercado. 

Aunque las conservas de pescado son saludables, su ingesta no se debe hacer con la misma frecuencia que si se tratara de pescado fresco o congelado, siendo recomendable comprar estos productos al natural o en su defecto en aceite de oliva virgen, ya que estas suelen ser mucho más saludables que las  que se conservan en aceite de oliva refinado. 

Asimismo, hay que evitar en la medida de lo posible el consumo de conservas que tengan salsa de tomate o pueden contener especias, azúcar y otros aditivos que pueden llegar a omitirse en los detalles de composición que poseen estos productos.

Legumbres en bote

Para quienes desean tener una vida más tranquila o sencillamente disminuir el estrés, la buena alimentación es clave para tener en un estilo de vida donde realmente importa el cuidado del cuerpo y la mente.  

Entre las diferentes conservas saludables, las legumbres en bote pueden utilizarse para integrar esta clase de alimentos en la dieta diaria, ya que en esta clase de productos se suelen mantener los nutrientes de las legumbres que pueden ser muy prácticos para prepararse con carnes o realizar diferentes tipos de guisos.

Lo más favorable es comprar las conservas que únicamente tienen como líquido de conserva agua y sal, en vez de las que contengan aditivos, siendo favorable que antes de consumirlas se les escurra bien el líquido y se enjuaguen con agua abundante para poder eliminar los excesos de sal que contengan. 

En lo que se refiere a verduras y legumbres, algunas de las conservas saludables son las de patatas, zanahorias cocidas en latas, alcachofas, champiñones y espárragos, que pueden ser una excelente opción para aumentar la ingesta de verduras. 

Lo más recomendables es comprarlas en presentaciones de frascos o botes de cristal que hayan sido envasados al vacío, porque suelen venir con menos concentraciones de sal y aditivos.

Legumbres cocidas

Algunos productos como las lentejas y los garbanzos también suelen ser algunas de las opciones si se quieren comprar conservas sanas, ya que con estos se pueden preparar ensaladas frías o snacks muy sanos. 

Tomates en conserva

Este tipo de conservas saludables tienen la peculiaridad de que en comparación con los tomates frescos, ayudan a absorber dos veces y medio más de licopeno, siendo mejores en este sentido que si están en su estado natural.

Así pues, gracias a la fuente natural de licopeno antioxidante que tienen los tomates, la ingesta de esta clase de conservas saludables puede ser de mucha ayuda para brindar protección contra el cáncer, así como por sus propiedades antioxidantes que disminuyen el riesgo de la aparición de enfermedades cardiovasculares.

conservas sanas

Preparar conservar saludables caseras

Hacer conservas saludables caseras puede ser otra alternativa para poder aprovechar la cantidad de excedentes de producción que se pueden tener puntualmente si se goza del privilegio de contar con cultivos propios, bien sea que se trate de un huerto urbano o uno familiar. 

Además, quienes desean emprender un negocio de elaboración de conservas saludables, al solicitar los servicios de Mundo Latas, podrán contar con excelentes opciones de envases metálicos para ver su proyecto hecho realidad.

¿Cómo se preparan conservas saludables caseras?

Hay que recalcar que son diversos los beneficios de las conservas de frutas, por lo que una excelente opción es utilizar estos alimentos, así como las hortalizas para preparar conservas saludables caseras. 

Estos alimentos se preparan de las siguientes maneras:

Deshidratar las hortalizas y frutas

Cuando se secan las hortalizas y frutas, se prolonga su conservación, ya que estas se protegen de los mohos. Por lo tanto, en el caso de los tomates y otras frutas, se recomienda secarlos directamente al sol o empleando un horno suave para hacer las conservas saludables caseras.

No obstante, lo más recomendable es saber cuáles son las formas más adecuadas de conservar cada fruta u hortaliza en particular, en la elaboración de conservas saludables.

 Hacer mermelada con la fruta 

Este tipo de preparaciones se mantienen perfectamente por un periodo de hasta 2 meses en la nevera, de tal forma que para elaborar conservas saludables de fruta en forma de mermelada, hay que usar de 500 a 750 gramos de azúcar por cada kilo de fruta.

Elaborar patés vegetales

Las aceitunas se pueden triturar deshuesadas con un poco de ajo, un tomate seco y albahaca. Luego se le agrega aceite de oliva y se mezclan. 

Tarros de frutas y hortalizas esterilizados 

Para hacer conservas saludables los pimientos, tomates enteros o en salsa, peras, berenjenas, melocotones, manzanas en compota, entre otros, pueden conservarse sin problemas en tarros herméticos que hayan sido hervidos al baño María en un tiempo de aproximadamente entre 15 y 20 minutos para los alimentos que estén cocidos y para los crudos entre 30 y 60 minutos.. 

Recomendaciones para comprar conservas 

Cuando se trata de los alimentos que se encuentren en conservas, se recomienda tomar algunas previsiones antes de comprarlas o usarlas, tal como las que exponemos a continuación.

  • Revisar el estado en el cual se encuentran las latas de las conservas, evitando comprarlas si estas se encuentran deterioradas, hinchadas o poseen golpes, mientras que en el caso de que se trate de frascos, hay que verificar que estos no goteen ni tengan la tapa hinchada.
  • Cuando no se use todo el contenido que tenga una lata, se recomienda guardar el resto en algún recipiente de cristal, porcelana o loza, procurando consumirlo lo más pronto posible.
  • Sin importar la fecha de caducidad de las conservas, estas deben desecharse si tienen un mal aspecto u olor extraño o desagradable al abrirlas.desventajas de las conservas
  • Verificar la fecha de caducidad de las conservas para evitar cualquier riesgo para la salud que tiene el consumo de esta clase de alimentos si ya se encuentran vencidos.
  • Revisar las etiquetas de los botes de cristal y las latas, así como mirar detalladamente los ingredientes que se encuentran en primer lugar, que son aquellos que están en mayores cantidades dentro de los productos, evaluando aspectos como la cantidad de sal o grasa que tengan las conservas.

En el caso de contar con estos ingredientes en grandes proporciones, se recomienda optar por conservas de otra marca, en especial si se desea mantener un control del colesterol.

Igualmente hay que observar si estos productos contienen algún conservante o colorante, ya que estos procesos no se necesitan para esterilizar la lata, ni en el momento de enlatar la comida. Además, al tratarse de conservantes, puede que su seguridad no esté debidamente garantizada a largo plazo.

  • Evitar el uso de conservas con aceites, ya que esto puede incrementar el aporte calórico de los componentes.

En definitiva, aunque no se pueden negar las desventajas de las conservas, también son muchos los beneficios de usar este tipo de alimentos siempre y cuando no se haga de una forma excesiva, ya que siempre será más favorable utilizar en la dieta comida que esté fresca. 

Si te ha gustado este artículo de Web de Profesionales, no dudes en compartirlo en tus redes sociales.