Energía para Empresas: Opciones y trucos para ahorrar en consumo

energía para empresas

Aunque parezca mentira, el mundo de las tarifas de energía sigue siendo algo desconocido. Si bien a nivel doméstico es algo que controlamos un poco más, a nivel empresarial, muchos negocios no tienen la tarifa de energía para empresas que necesitan o que les ofrece mejores condiciones. Por eso, en Web de Profesionales queremos arrojar luz sobre este tema.

Durante este artículo vamos a ver las diferentes opciones y trucos que tenemos de energía para empresas y ahorrar en las facturas de nuestro negocio.

Tarifas de energía para empresas

En cuanto a las tarifas de energía para empresas, hay que tener en cuenta una serie de factores para elegir la mejor tarifa para nuestro negocio.

En primer lugar, y lo que determinará la tarifa que podamos escoger, debemos tener en cuenta la potencia contratada en nuestro negocio. En este sentido, en función de la potencia tenemos tres tipos de tarifas de energía para empresas:

  • Tarifa 2.0 A: De 0 a 10 kW de potencia.
  • Tarifa 2.1 A: De 10, 0000001 kW a 15 kW.
  • Tarifa 3.0 A: Más de 15 Kw de potencia contratada.

Una vez que sabemos qué tipo de tarifa podemos contratar, hay que tener en cuenta el consumo de nuestro negocio. Así, si el consumo mensual es muy alto, lo mejor es tener una tarifa que tenga el mayor descuento en consumo.

ahorro de energía para empresas

Otro aspecto a tener en cuenta es el horario de nuestro negocio. Esto lo decimos porque existen tarifas con divisiones horarias, con tramos donde el consumo es más económico. Si bien cada compañía tiene sus propias tarifas de este tipo, existen tarifas generales, denominadas de discriminación horaria, donde el consumo se divide en dos periodos: el valle (más económico) y el punta (más caro). En invierno, el periodo valle va de las 22h a las 12h.

Por último, lo mejor es elegir tarifas con precio fijo y sin permanencia.

Consejos para ahorrar en las facturas de energía

Ahora sí, podemos pasar a darte una serie de consejos para el ahorro en energía para empresas:

Realizar una auditoría energética

Es algo muy complicado reducir el consumo sin saber en qué consumimos. Para conocer bien esto, lo más recomendable es realizar una auditoría energética (obligatorias para ciertas empresas). Gracias a estas auditorías sabremos dónde consumimos más y cómo reducir el consumo al máximo.

Iluminación del espacio

Iluminar una oficina consume, según datos de auditorías en Madrid, el 40% de la electricidad de una oficina. Si conseguimos reducir el consumo en iluminar nuestro negocio, nuestra factura de electricidad se verá reducida de manera sustancial.

Para reducir el consumo en iluminación puedes seguir estos consejos:

  • Aprovecha al máximo la luz natural: La iluminación natural es gratuita. Eso sí, has de evitar los reflejos, puesto que pueden ser molestos para los trabajadores. La luz natural no solo reduce la factura, sino que también es mejor para los trabajadores, puesto que les aporta más calma. .
  • Cambiar las bombillas y fluorescentes: Las luminarias LED consumen casi un 90% menos que las bombillas tradicionales y los fluorescentes. Si bien son más caras, la reducción del consumo las convierte en una inversión perfecta.
  • Sensores de movimiento: Muchas veces encendemos o dejamos encendidas luces cuando no hay nadie. Si instalamos sensores de movimiento, las luces se encenderán y apagarán de manera automática cuando haya alguien. Además, se pueden programar para que la luz esté encendida cierto tiempo.

Ventilación de la zona de trabajo

Si bien antes la ventilación era de lo que menos consumía en una empresa, debido a las normativas por la pandemia de la COVID-19, el consumo en ventilación ha aumentado bastante.

En primer lugar, es importante que los filtros de aire se encuentren limpios y que no haya ninguna obstrucción, puesto que aumentaría el consumo de energía para empresas.

Para ventilar la oficina de manera gratuita lo mejor es abrir las ventanas y permitir que haya corriente en la oficina.

Otro aspecto importante, no solo para la ventilación sino para todo aparato que consuma energía, es la eficiencia energética. Cuanto mayor sea, menor será el consumo de energía.

Calefacción de la empresa

Las olas de frío hacen que el consumo de calefacción también suba. Esto unido a la increíble subida del precio de la electricidad hace que sea primordial reducir el consumo en calefacción.

Además de tener aparatos lo más eficientes posibles, es bueno instalar termostatos que controlen la temperatura, encendiendo y apagando el sistema de manera automática al alcanzar la temperatura deseada. La temperatura adecuada se encuentra en los 21 grados. Cada grado por encima supone un incremento del 7% del consumo.

Hay que evitar encender y apagar de manera constante los equipos, así como apagarlo media hora antes de irnos, para aprovechar el calor residual.

La luz solar también influye en este aspecto, el abrir las persianas y dejar que traspase la luz natural permite que se caliente la oficina de manera gratuita.

control energético empresas

Aparatos electrónicos

Aunque no te lo creas, el stand by supone casi el 11% de una factura de electricidad. Lo mejor es dejar apagados todos los aparatos que no se usen, sobre todo cuando la empresa esté cerrada. Puedes apagar incluso el router, para evitar gastos innecesarios.

¿Qué te han parecido estos consejos sobre la energía para empresas? Si te han sido útiles, no olvides compartir este texto en tus redes sociales.