Excursión para disfrutar al Subir al Teide

subir al Teide

A parte de subir al teleférico hay más actividades que se pueden efectuar, como sendas senderistas (algunas son obligatorio con guía), ir a ver la puesta de sol, las estrellas. También hay ofertas de catas de vino, cenas, etc. conforme la época del año. En el Teide hay un observatorio que se puede visitar de día, las estrellas no se ven solo a ojo de buen cubero de noche, que asimismo vale la pena tener en consideración. Hay muchas empresas que hace excursiones día tras día para subir al Teide, e incluso algunas de noche. Cualquier agencia de viajes de Tenerife va a tener múltiples opciones a seleccionar, e inclusive sin salir del hotel en la recepción mismo os van a saber decir.

Teide de noche

En el Teide por la noche podrá observar un cielo estrellado en un día despejado. Debido a la bajísima contaminación lumínica, las Islas Canarias pertenecen a los tres mejores lugares del planeta para observar las estrellas, desde el observatorio del Teide. El guía te va a contar más sobre las ochenta y tres (de un total de ochenta y ocho) constelaciones que puedes observar desde el Teide de noche. 

Otra actividad que puedes hacer al subir al Teide es senderismo para disfrutar de uno de los lugares habitados del planeta con incomparables condiciones para la observación del universo. Gozar de una experiencia de observación de estrellas en El Teide es algo que no debes perderte en tu visita a Tenerife. 

En la observación del cielo nos vamos a perder en el fascinante mundo de la astronomía y descubriremos los secretos del firmamento. En este recorrido disfrutaremos de extraordinarias vistas del ayuntamiento de Arona. Proseguiremos la senda cara el maravilloso Parque Nacional de Las Cañadas del Teide. Una excursión para nos deleitaremos en las faldas del Teide.

El Teide siempre y en todo momento es un lugar idóneo para pasar el día, caminar por sus cientos de caminos para hacer hiking o bien trekking, sacar fotos a los paisajes, vegetación y animales y comer en los restaurantes que se encuentran por la zona. Pero asimismo puedes hacerle una visita por la Noche, gozar de la excursión de subir al Teide bajo las estrellas, una experiencia totalmente diferente y única. 

Atardecer en el Teide

El Parque Nacional del Teide es ideal para gozar del atardecer, ver durante la noche los anillos de Saturno, los cráteres de la Luna y las infinitas galaxias y nebulosas. Su altitud, localización, falta de polución lumínica y temperatura incesante convierte a este lugar un lugar especial y único para efectuar observaciones hacia el extenso cosmos. Gracias a ello Tenerife han obtenido recientemente la certificación Starlight, lo que los acredita como lugar privilegiado internacionalmente para la observación de estrellas.

Subir al Teide, es decir llegar al punto más alto de España para ver amanecer, saltar de mirador en mirador, gozar de uno de los mejores cielos para observación de estrellas y atardeceres increíbles.

¿Se puede subir al Teide de noche?

subir al Teide en coche

Subir a ver al Teide, la montaña-volcán más alta toda España es algo que aparece por mérito propio en todas las listas de los lugares recomendados que visitar de la isla de Tenerife.

Sí, puedes subir de noche al Teide. Luego se puede regresar andando… o bien ahorrarse gran parte del recorrido bajando en teleférico. A lo largo de un buen viaje por Canarias dispón de días para explorar la isla de Tenerife. 

En Tenerife el clima es bueno durante todo el año. Incluso en invierno puedes ir con manga corta y bañarte en la playa. Uno de los errores más típicos para subir al Teide es no llevar ropa de abrigo. Ten en cuenta que subirás a más de 3500 metros.

En el Teide se puede localizar belleza a raudales todo el día. A ello contribuye su riqueza natural (no en vano es el tercer parque nacional más antiguo de España y se considera como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco). Además de esto, la altura de la montaña -la más elevada de España- hace que el atardecer forme una enorme sombra que llega a alcanzar las islas vecinas, algo digno de ser contemplado desde el mirador de La Rambleta. Si eres un amante de la montaña y el senderismo no te puedes ir de Tenerife sin coronar la cima del Pico Teide.

Puedes subir al teleférico al atardecer y observar las estrellas desde uno de los cielos estrellados de mayor calidad del planeta. Llegar al punto más alto de España para ver amanecer, saltar de mirador en mirador, disfrutar de los mejores cielos para observación de estrellas y atardeceres increíbles.

Este lugar es perfecto para observar las estrellas y los satélites. De ello se dio cuenta el astrónomo escocés Hables Piazzi Smyth que escogió el Alto de Guajara para realizar sus estudios astronómicos. En 1858 publicó un libro sobre su viaje a Tenerife titulado “Teneriffe, an astronomer`s experiment”.

permisos para subir al Teide

Subir al Teide andando

Subir al Teide andando es de las mejores experiencias que puede vivir en Tenerife. Subir a lo más alto del Teide es duro, pero sin duda vale la pena.

El Teide, con sus 3.718 metros, es el techo de España y asimismo una de las rutas míticas del senderismo en las Islas Canarias. La forma más veloz de subir andando al Teide es hacer la ruta nº 10 (Telesforo Bravo), que parte desde la Estación Superior del Teleférico. La distancia del camino es de 614 m, se recorre en unos 40′ (ida) y está catalogada con complejidad alta (suponemos que por la altura y el desnivel). Para los que quieran caminar de verdad, la senda más popular es la nº7 (Montaña Blanca – Pico del Teide), de 8,3km y dificultad alta. Se requieren unas 5h 30′ y lo que hace bastante gente es dormir en el Refugio de AltaVista para continuar de madrugada y llegar al Teide a tiempo para ver amanecer.

Una buena forma de subir al Teide sin permiso, ¿no? El torrente de colores que anegará la escena te encantará. Si eres fan de las puestas de sol, no te puedes perder esta desde el mirador de Pico Viejo.

Más resulta conveniente hacerlo a media tarde para disfrutar del espectáculo que ofrece la sombra de la enorme montaña que avanza por las Cañadas del Teide hasta escaparse de la isla y proyectarse sobre el mar. Y cuando el sol termina por esconderse el mercurio del termómetro se cae y el frío se apropia del escenario aún en pleno verano.

Si te ha gustado este artículo de Web de Profesionales sobre subir al Teide, no dudes en compartirlo en tus redes sociales.