Calefacción eléctrica o gas: Pros, contras y consejos para elegir

calefaccion electrica vs gas

¿Te gustaría saber cuál sistema es mejor, el de calefacción eléctrica o gas? En Web de Profesionales sabemos que al acercarse la temporada de invierno muchos plantean comprarse una calefacción; no obstante, la gran duda es si la mejor opción es una eléctrica o de gas. Muchas personas te darán consejos basados en sus propias experiencias.

Unos dirán que la mejor opción es la eléctrica porque además de tener más opciones novedosas, la regulación de la temperatura es más precisa, otros explican que la de gas genera un calor mucho más potente; lo cierto es que todo depende de tu situación. Las dos opciones son excelentes pero tu decisión debe basarse en las características y precios que te sean convenientes.

En este artículo te daremos pros, contras y consejos que te permitirán escoger una calefacción eléctrica o gas. Recuerda que siempre debes tener en cuenta el tamaño de su hogar, hay aparatos que son lo suficientemente grande como para ocupar un importante espacio en tu casa o apartamento.

Por otro lado, si compras uno pequeño pero tu casa es grande, puede que no genere suficiente calor para mantener caliente todo el lugar.

Calefacción eléctrica

gas natural vs electricidad

Comenzamos este artículo de calefacción eléctrica o gas explicándote todas las ventajas y desventajas que tiene la primera opción. Tal como su nombre lo indica, las calefacciones eléctricas funcionan gracias a la disipación de la energía en el momento en que pasa una corriente eléctrica por el conductor; estas generan calor a través de la convección, este efecto se llama Joule.

Existen varios tipos de calefacciones eléctricas. Las de aceite, que es una de las más viejas porque utiliza un sistema de aceite térmico. Las Bombas de calor, que se caracterizan por mantener calienten el lugar donde están instaladas pero no lo reparten homogéneamente.

Por su parte los suelos radiantes que son los más eficientes del mercado debido a sus sistemas de tuberías que distribuyen agua caliente. Finalmente tenemos los paneles radiantes, producen calor debido a la radiación, subiendo la temperatura al instante; pueden instalarse fácilmente en las paredes o utilizar la versión portátil.

Ventajas de la calefacción eléctrica

La calefacción eléctrica tiene múltiples ventajas pero una de las más notables, y prácticamente la razón por la cuál es la segunda más demandada del mercado; es por su fácil instalación. Si hay algo que caracteriza una estufa eléctrica, sin importar el tipo, es que no hay ningún tipo de complicación al momento de instalarla.

Cualquier persona puede y no se necesita contratar a expertos para colocarla en el hogar. Es una de las mejores opciones para las viviendas pequeñas y debido a su tecnología, la temperatura puede personalizarse de manera mucho más precisa; es decir, te sentirás mucho más cómodo.

Por otro lado, los sistemas eléctricos trabajan con una rapidez sorprendente, no tienes que esperar hasta que tu habitación se caliente, la temperatura sube a los pocos segundos. La eficiencia de la estufa se junta con su poco ruido. Estos son aparatos increíblemente silenciosos, prácticamente no generan ningún tipo de sonidos molestos.

Varios aseguran que es una alternativa mucho más limpia en el sentido de que no es necesario realizar un sistema de ventilación exclusivo para la calefacción; no obstante, así como tiene varias ventajas también tiene una serie de desventajas que hacen plantearnos si debemos o no comprarlas.

Desventajas de la calefacción eléctrica

El principal problema de las calefacciones eléctricas es su precio elevado. En el caso de los suelos radiantes, a pesar de ser los más eficientes de todos, son los más caros del mercado pues no solo tienes que pagar un precio elevado cada mes debido al gasto eléctrico, sino también por la propia instalación.

Los otros tipos de calefacciones tienen una instalación más económica pero siguen consumiendo demasiada electricidad. Además de esto, todos los aparatos en sí mismos son los más caros que verás en el mercado.

Calefacción de gas

Este sería el último punto en esta comparación entre la calefacción eléctrica o gas. Es la más demandada en toda España debido a su económico coste y aunque el más buscado es el de gas natural; también puedes encontrar los que trabajan con sistemas de gasóleo C y gas propano.

En este artículo de calefacción eléctrica o gas nos concentraremos en el gas natural. En primer lugar para instalarlo tiene que cumplir con el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios. Funciona por medio de diferentes radiadores ubicados en varias partes de la vivienda que están conectados por tuberías; las mismas llevan agua caliente que se regulan por el generador o caldera de gas.

Ventajas de la calefacción de gas

Entre la calefacción eléctrica o gas mucho prefieren esta última debido a que no genera un elevado y exorbitante coste eléctrico. Se trata de energía ininterrumpida que no necesita de depósitos ni bombonas. Aunque es un sistema mucho más antiguo, su eficiencia es indiscutible y lo mejor es que transmite calor a cada rincón del hogar.

Los radiadores que están en diferentes partes de la casa no ocupan un espacio significativo y su instalación es relativamente sencilla, al igual que las calderas de gas cuya instalación también resulta discreta y eficaz. Estos son unos de los sistemas de gas más seguros y están pensados para personas que viven en zonas frías o lugares donde la temporada invernal enfría en extremo el clima.

Desventajas de la calefacción de gas

Puede ser uno de los sistemas de gas más baratos pero el principal problema es que la persona debe vivir en un lugar donde tenga contratado un suministro de gas natural, que lamentablemente no está disponible en toda España.

Por otro lado, pese a que su instalación es sencilla, hay que contratar a un experto o equipo de profesionales; el coste puede elevarse aún más si la vivienda en grande. Asimismo hay que cumplir con las normas del RITE, por lo que el sistema debe ser revisado por un técnico autorizado cada dos años.

calefacción electrica o gas natural

Calefacción eléctrica o gas: Criterios a tomar en cuenta

Para saber elegir entre calefacción eléctrica o gas primero tienes que analizar el coste de cada uno, incluyendo la instalación. En el caso del gas natural el precio aproximado es de 3.000€ pero le dará calor a toda la casa y no gastarás mensualmente en electricidad.

También tienes que tener en cuenta el tamaño de tu hogar pues si escoges la instalación eléctrica, tendrás que poner un aparato en cada habitación; algo parecido ocurre con el gas natural ya que la instalación podría aumentar de precio si tu casa es grande.

No olvides temas como los ruidos, el espacio que ocupa el radiador y el nivel de calor que genera dicho aparato. Todos estos criterios te ayudarán a tomar la decisión correcta.

¿Qué piensas de los radiadores? Respóndenos en la sección de comentarios y no olvides compartir este artículo en tus redes sociales.