Tipos de tejado para tu casa que existen en la actualidad

tejas tipos

Si vas a construir o reformar el techo de tu casa, entonces debes leer este post, ya que te presentaremos cuáles son los diferentes tipos de tejado para tu casa que existen en la actualidad, y que permitirán no solo protegerla sino también decorarla.

No cabe la menor duda que el tejado representa una de las partes más importantes para proteger el interior de tu vivienda o inmueble.  Mantiene aislada la construcción del sol inclemente, de la lluvia, la nieve, el viento, el calor y el frío, evitando filtraciones que pueden dañar la estructura y manteniendo un clima agradable en el interior.

¿Qué es un tejado?

Una cubierta o techo representa aquella parte de la construcción que protege la parte superior externa de una edificación y por ende a toda su estructura. Cuando el material de la cubierta es la teja entonces se habla de tejado.

¿Cuáles son los tipos de tejado que existen?

panel tipo sandwich

Antes de seleccionar el material para el tejado, selecciona el tipo de techo y el que más se ajuste a tus necesidades.

Los tipos de tejados o cubiertas, en general se clasifican en planas e inclinadas. La diferencia básica es la inclinación en relación al plano del suelo.

Los tejados o cubiertas inclinadas se denominan faldón, en cuyo extremo inferior se extienden unos aleros que sirven para retirar el agua que cae a la construcción. Dependiendo del número de faldones, se les conoce a un agua, dos, tres, o más aguas.

Tejados planos

Este es uno de los tipos de tejado o cubiertas que se usa en climas secos. Con la modernización de la impermeabilización, este tipo de techo también se está usando en climas lluviosos., formando parte del movimiento moderno de la arquitectura del siglo XX.

Una ventaja actual de este tipo de tejados es que, en países muy fríos, la nieve acumulada sobre el techo sirve como aislante. Anteriormente la nieve en techos de poca pendiente, provocaba hundimientos importantes, por lo que se usaban más las cubiertas inclinadas.

Otra ventaja de este tipo de techo, es que son más fáciles para limpiar ya que evitan el riesgo, también son ahorradores de energía, ya que mantienen bajas temperaturas en el interior de la casa.

En tejados planos se opta por colores neutros y líneas rectas, se pueden combinar con cristales para una mayor luminosidad al filtrar los rayos de sol al interior y ambientar la vivienda a cielo abierto.

Sin embargo, se pueden colocar toldos durante las altas temperaturas. Armonizar con vigas de madera también es una excelente opción.

Tejados a una vertiente

El tejado a una vertiente o a un agua, se caracteriza porque tiene un solo lado inclinado por donde se recoge el agua proveniente de la lluvia. La inclinación es mayor que la otra parte de la cubierta y variará de acuerdo a la región y estilo en donde se fabrica.

Este es uno de los tipos de tejado que se utiliza principalmente en edificaciones rectangulares.

Tejados a dos aguas

En los tejados a dos aguas, los dos faldones están unidos en la parte más elevada de la construcción y acaban en una forma triangular denominada piñón o hastial. La pendiente de cada faldón dependerá de la intensidad del clima y la frecuencia de las lluvias o nevadas.

Estos tipos de tejados son ideales para las viviendas que se fabrican en áreas muy húmedas o montañosas. En este caso, la inclinación del tejado desliza fácilmente el agua o nieve desde la sección más elevada de la cubierta, evitando goteras o filtraciones.

Además su fachada sencilla combina el modernismo con un toque rústico, no requiriendo de grandes inversiones económicas para su fabricación.

Tejado a cuatro aguas

El tejado a cuatro aguas está formado por cuatro faldones que se unen en el punto más alto a partir de donde salen las aristas por donde baja el agua.

Se considera uno de los tipos de tejado más altamente funcionales por su forma geométrica que facilita la caída de la nieve y la lluvia.

Tipo de materiales con los que se fabrican las tejas

Los materiales con los que se elaboran las tejas son tan variados como sus formas. Pueden ser elaboradas con polímeros para las tejas plásticas y bituminosas. También se consiguen de madera, de cerámicas o barro cocido, de piedra, de metal, asfalto, pizarra y las hidráulicas elaboradas con cemento.

Sin embargo, desde hace décadas el material más eficaz para fabricar las tejas es la arcilla. Los minerales de la arcilla natural se mezclan con el caolín, bario y umber de manganeso, cuyas mezclas en diferentes proporciones permiten obtener tejas con mejor resistencia química.

Tipo de tejas de acuerdo a la forma y materiales

Existe una amplia variedad de tejas de acuerdo a la forma y material con el que se elaboran. Recordemos que la forma aportará estética a la vivienda o edificación, mientras que el material persigue resistencia, protección y aislamiento.

De acuerdo a la forma, las tejas pueden ser:

Teja árabe

La teja árabe se asemeja a las cobijas romanas. Tiene forma de cono cortado por la mitad de manera longitudinal. Fue muy usada por los árabes en la península ibérica, pero su origen es romano.

Teja romana

La teja romana tiene el canal plano, la cobija curva y laterales levantados. Se elaboran de piedra y alfarería.

Teja mixta

La teja belga o teja mixta se asemeja a la romana o árabe. Se caracteriza porque el canal y la cobija están juntas en una sola pieza.

Teja plana

La teja plana tiene acanaladuras que permiten el solape y el encaje obtenido a través de moldeo en mortero de cemento.

De acuerdo al tipo de material usado para la fabricación encontramos los siguientes tipos:

Teja de alfarería

La teja de alfarería utiliza arcilla cocida de amplia utilización por su bajo precio, durabilidad, resistencia a la lluvia y bajo mantenimiento.

Teja de cemento

Las tejas de cemento suelen fabricarse de forma mixta con cobija y canal en una sola pieza. Destacan por ser más resistentes que las de alfarería.

Tejas de asfalto

La teja de asfalto es una fusión de tres tipos de materiales, el de refuerzo, gránulo y laminado asfáltico. Son muy económicas y puedes instalarlas tú mismo. En este grupo existen dos tipos, las de fibra de vidrio y las orgánicas.

Tejas de madera

Países como Francia, Rusia, Alemania y Canadá, han incorporado la teja de madera como habitual dentro de los tejados. Otorgan un ambiente de naturalidad mezclado con la estética y la resistencia del material. Son perfectas para el estilo rural o de campo.

tipos de cubiertas para techos

Tejas de pizarra

Las tejas de pizarra están elaboradas con un material diseñado para cualquier tipo de construcción y para cualquier ambiente, frío o cálido. Tienen una vida útil muy larga, son muy resistentes y no requieren de mantenimiento a mediano plazo.

Tejas de metal

La teja de metal es una de las más duradera y resistente, aunque es mucho más cara que otras. Sin embargo, el ambiente de modernidad y vanguardismo que otorgan a la vivienda, justifican su precio.

¿Cuál de estos tipos de tejado te conviene más? Esperamos que el artículo te haya servido de ayuda, si ha sido así, no dudes en compartirlo en tus redes sociales.