Qué es un abogado penalista y cuáles son sus funciones

abogado penalista portada

¿Alguna vez has tenido que recurrir a un experto legal pero dudas entre los diferentes tipos que pueden encontrarse? En esta ocasión, en Web de Profesionales te vamos a explicar qué es un abogado penalista, qué tipo de actuaciones lleva a cabo y cuándo es necesario acudir a un abogado penalista.

Definición de abogado penalista

Un abogado penalista es un abogado especializado en casos penales. Las causas penales son aquellas en las que se juzga si alguien ha cometido un delito, es decir, si ha hecho algo que puede ser constitutivo de delito. En la causa penal se decide no solo la culpabilidad, sino también la pena que se corresponde con la infracción.

Muchos abogados penalistas se especializan en algún tipo de delito, por ejemplo, el tráfico de drogas o las alcoholemias. La mayoría de los abogados penalistas trabajan en un despacho y llevan la defensa del acusado. También pueden ejercer como acusación particular. La persona encargada de acusar en nombre de la administración de justicia es el fiscal.

Otros abogados penalistas trabajan como abogados de oficio, es decir, abogados que son designados por la administración para la defensa de personas que no tienen recursos.

Definición de delito

Delito viene del latín delinquere, que significa apartarse del camino recto (directum). Cada sociedad define cuál es el camino recto a través de su ordenamiento jurídico. En España, el ordenamiento jurídico que regula cuándo se ha cometido un delito es el Código Penal.

Técnicamente, un delito es toda acción que está prohibida en el Código Penal. Si algo no está prohibido expresamente por el Código Penal, entonces no es delito.

En el ordenamiento jurídico español, los delitos son las únicas acciones que se pueden castigar con privación de libertad, es decir, que pueden llevar pena de cárcel. En algunos países, los delitos se castigan hasta con pena de muerte. Si el delito no es muy grave, también se puede castigar con pena de multa, es decir, que no todos los delitos llevan aparejada la privación de libertad.

Antiguamente, se distinguía entre faltas y delitos, siendo las faltas una violación menor del Código Penal. Hoy en día, todas las violaciones del Código Penal tienen la consideración de delito, si bien las violaciones menos graves se consideran delitos leves.

Un aspecto importante del delito es que supone la intención de cometerlo, lo que técnicamente se considera un dolo. Si no hay intencionalidad, se considera una imprudencia. Las imprudencias con resultados graves, por ejemplo, la muerte de alguien, también están sancionadas por el código penal y pueden llevar como castigo una pena de privación de libertad.

Cuándo interviene un abogado penalista

Los abogados penalistas intervienen en todas las fases del proceso penal, desde el momento en que se produce la detención por parte de la policía hasta el momento en que se cumple la pena en prisión.

La primera fase del procedimiento penal es la fase de instrucción. En esta fase se lleva a cabo la investigación de los hechos constitutivos de delito y la averiguación de los culpables del mismo. Es decir, que en la fase de instrucción se prepara la segunda fase del proceso penal, la llamada fase de juicio oral.

abogado delitos

El juez que supervisa la fase de instrucción y la fase de juicio oral son personas distintas. La razón es para asegurar la imparcialidad del juicio, ya que el juez de instrucción ha adquirido ciertos prejuicios durante la instrucción de la causa.

Sin embargo, el abogado defensor es siempre el mismo, salvo que el acusado decida cambiar la persona que lleva su defensa jurídica. El abogado especializado en la defensa en causas penales es lo que conocemos como un abogado penalista.

La ley que regula el funcionamiento y la operativa del proceso penal es la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El abogado penalista tiene su función durante todas las fases del proceso penal. Por ejemplo, debe estar presente durante la declaración del detenido ante el juez de instrucción. También debería estar presente cuando el detenido declara en comisaría.

Una detención se produce cuando la policía cree que alguien ha cometido un delito. La detención se suele producir antes de la intervención del juez, por eso es tan importante la presencia del abogado, ya que es el encargado de velar porque se respeten los derechos del detenido. La detención en comisaría no puede superar las 72 horas. Transcurrido este tiempo, la policía tiene que llevar al detenido ante el juez.

También es conveniente ir acompañado de un abogado penalista si la policía te llama para declarar en comisaría en relación a un delito, aunque de momento no se te acuse de nada.

Más funciones del abogado penalista

El abogado penalista también está presente en la primera declaración que hace el detenido ante el juez de instrucción. El juez puede determinar el archivo de la causa, en cuyo caso se termina el proceso, y con el mismo, el trabajo del abogado penalista, salvo que el fiscal recurra el archivo, en cuyo caso el abogado defensor tiene que responder al recurso del fiscal, generalmente oponiéndose.

El juez puede determinar que se continúe con la causa, en cuyo caso el detenido pasa a ser un investigado (anteriormente acusado). Mientras dure el proceso judicial, el investigado tiene que tener asistencia letrada del abogado (abogado penalista).

Si el juez estima que hay riesgo de fuga o de destrucción de pruebas, puede determinar la entrada del detenido en prisión, que pasa a ser un preso preventivo. Si el juez determina el ingreso en prisión del detenido, el abogado penalista suele recurrir el auto del juez.

El abogado penalista vela durante todo el proceso penal para que se respeten todos los derechos del acusado. Por ejemplo, se asegura de que no se rompa la cadena de custodia de la prueba, o de que ninguna declaración se hace sin asistencia letrada.

El momento estelar del abogado penalista es durante el juicio oral, cuando actúa en representación de su cliente. Algunos delitos especialmente graves se juzgan por un jurado. En los juicios por jurado, el abogado penalista tiene la labor de convencer al jurado de la inocencia de su defendido.

El proceso penal termina con el juez dictando la sentencia. Pero aquí no termina el trabajo del abogado penalista, ya que en ese momento comienza el trabajo de recurrir la sentencia ante una instancia superior. Todo este trabajo se hace por escrito, ya que una vez se ha celebrado el juicio, no se vuelve a repetir, salvo que la instancia superior determine que el juicio ha sido nulo por no respetar alguno de los derechos fundamentales del detenido.

El abogado penalista asesora al detenido a lo largo del proceso. También se encarga de presentar o solicitar pruebas que puedan demostrar la inocencia del acusado. Los abogados penalistas, en ocasiones, negocian con el fiscal para llegar a un acuerdo. El acuerdo se debe presentar ante el juez para que confirme que es acorde a derecho.

abogado delitos leves

Y hasta aquí nuestro resumen sobre el abogado penalista. ¿Te ha sido de ayuda este artículo? Compártelo en tus redes sociales y recuerda que en Web de Profesionales tratamos este y otros temas de ámbito legal.