Wolframio: Qué es y para qué se utiliza

wolframio mineral

Seguramente que en algún momento de tu formación has estudiado la tabla periódica de los elementos pero, ¿sabes qué es el wolframio y para qué se usa? A continuación te vamos a mostrar todo lo que debes saber sobre el wolframio y en qué se diferencia del tungsteno.

¿Qué es el wolframio?

El wolframio es el elemento número 74 de la tabla periódica. Se identifica con el símbolo W y se encuentra en el grupo 6 de la tabla periódica. Este metal escaso en la corteza terrestre puede observarse en distintos minerales en forma de sales u óxidos. Además, se caracteriza porque tiene un color gris acerado y también porque es muy duro y denso.

Desde el punto de vista químico, el wolframio tiene una estructura cúbica, centrada en el cuerpo de color gris metálico brillantes. Este metal tiene una baja presión de vapor, alta densidad y mucha fuerza en temperturas elevadas, cuando hay ausencia de aire. Su punto de fusión es 3410ºC (6170ºF), siendo el punto más alto de fusión de los metales.

wolframio simbolo

Se ha demostrado que el polvo de este metal tiene efectos sobre la salud, provocando irritación de la piel y de los ojos. La inhalación puede causar irritación de los pulmones y las mucosas. No se ha demostrado que el wolframio produzca efectos crónicos en la salud, pero la exposición a este producto agrava los efectos nombrados sobre la salud.

Es un compuesto muy tóxico que tiene un alto riesgo de incendio y explosión. Se aconseja seguir estrictamente las normas de higiene industrial y cuando se maneje ese producto, usar siempre y sin excepción el equipo de protección indicado para trabajar con este tipo de metales.

Particularidades de wolframio

El wolframio o tungsteno solo se encuentra en la Tierra en combinación con otros compuestos químicos. Este metal destaca por su alta densidad, siendo 19,3 veces la del agua y ligeramente superior a la del uranio.

De todas sus particularidades, el wolframio se caracteriza por ser el único metal de la tercera serie de transición de la tabla periódica que puede localizarse en las biomoléculas. Además, su punto de fusión es el más elevado de todos los metales y su punto de ebullición es el más alto de todos los elementos conocidos en la actualidad.

Obtención del wolframio

El wolframio se puede trabajar con forjado, trefilado, extrusión y sinterización. A continuación te mostramos los pasos que hay que seguir para extraer el wolframio:

  1. Fundir la mena con carbonato de sodio: de esta forma, se consigue wolframato de sodio, Na2WO4.
  2. Extraer el wolframato de sodio con agua caliente: después tienes que tratarlo con ácido clorhídrico para conseguir ácido wolfrámico, H2WO4.
  3. Lava y seca el compuesto: esto forma el óxido, WO3.
  4. Reduce este compuesto con hidrógeno: para ello, lo mejor es utilizar un horno eléctrico.
  5. Recalentar el wolframio en polvo obtenido: debes hacerlo en moldes en una atmósfera de hidrógeno y prensarlo en forma de barras enrolladas. Después, tienes que martillearlas a altas temperaturas, para que estén más dúctiles y compactas.

aplicaciones del wolframio

¿Para qué se usa el Wolframio?

Ahora que ya sabes qué es el wolframio, vamos a ver para qué se usa. El wolframio puede utilizarse en la industria para producir distintos productos. A continuación te mostramos algunos de sus principales usos:

  • Fabricación de materiales de corte, perforación y antidesgaste: se elabora carburo de tungsteno que, junto a otros metales como el titanio, el cobalto, el niobio y el tántalo, permiten crear estos materiales.
  • Aplicaciones de corte de metal y especialidades de ingeniería: se utiliza para usos concretos de acero, como para altas velocidades, acero termorresistente o para herramientas.
  • Elaboración de productos manufacturados: láminas, varillas, filamentos de wolframio o materiales eléctricos, entre otros.
  • Industria química y aplicaciones especializadas.

Diferencias entre wolframio y tungsteno

A la hora de referirnos al elemento número 74 de la tabla periódica utilizamos el término wolframio o tungsteno; esto se debe a que este mineral tiene las dos nomenclaturas.

Por un lado, el término wolframio procede de las palabras alemanas Wolf y Rahm que, en castellano, se traduciría como “poco valor” o “baba de loco”. Este nombre se vincula al miedo de los mineros en la Edad Media o al hecho de que era un material que no tenía mucho valor en el siglo XV.

Por otra parte, el nombre tungsteno hace referencia a los términos suecos Tung y Sten; es decir, “piedra pesada”. Esta definición tiene su origen en el sueco Axel Fredrik Cronstedt y, en la última edición del Libro rojo de la IUPAC, en 2005, se utilizó el tungsteno, con el símbolo W, para identificar al elemento 74 de la tabla periódica.

mina wolframio

Aun así, la eliminación del wolframio no ha sido aceptada por los miembros españoles de la IUPAC. En la conferencia de la IUPAC en 1949 se reconoció oficialmente como el nombre para definir a este mineral.

Como has podido comprobar, la única diferencia entre el wolframio y el tungsteno es su nomenclatura porque, en definitiva, ambos términos hacen referencia al mismo mineral.

¿Te ha sido de ayuda este artículo? Pues no olvides compartirlo en tus redes sociales, y recuerda que en Web de Profesionales siempre tratamos este y otros temas de interés para la industria. Síguenos y estarás al tanto de todos ellos.