¿Cómo limpiar el oro sin dañarlo? 5 trucos que te servirán

como limpiar joyas de oro

El oro es un metal precioso. Su símbolo en química es AU, que proviene del latín aurum o “brillante amanecer”, referente al dorado que irradia. Es muy valorado en joyería por lo difícil de encontrarlo en el hábitat natural. Sin embargo, por ser soluble al mercurio, cloro, lejía agua regia y cianuro, puede opacarse. En este post de Web de Profesionales te enseñaremos ¿Cómo limpiar el oro sin dañarlo?

Un poco de curiosidad sobre el oro

como limpiar joyeria de oro

El oro se conoce desde la prehistoria y se le ha dado un “valor de guía” como moneda para el comercio de los pueblos. Algunos estudios señalan que el oro se originó de la “colisión de estrellas de neutrones” y se encuentra de manera natural dentro de suelos aluviales.

El oro también forma parte de los mitos y creencias a lo largo de la historia, por ejemplo, en la antigüedad se pensaba que usar vasijas de oro para los alimentos, prolongaba la vida y la salud.

Actualmente es el metal precioso más valorado dentro del mundo de la orfebrería y la joyería en general, siendo presumido por grandes personalidades del cine, televisión, música y deporte, en diseños de relojes, cadenas, anillos, pulseras, entre otros.

Además, el oro representa una de las inversiones bursátiles de mayor fiabilidad. Como activo, garantiza liquidez de manera inmediata, por eso termina siendo una opción para muchas personas que deciden vender sus piezas de oro. Aquí entran en juego empresas como Oro Chamberí, a la que podrás acudir si no puedes limpiar el oro correctamente o crees que no te merece la pena.

Tipos de oro

El oro se tipifica de acuerdo a la pureza del metal al mezclarlo con otros metales, lo cual se conoce como quilates o kilates, y de acuerdo a su color.

Esto es un detalle importante para saber cómo limpiar el oro.

De acuerdo a los kilates

De acuerdo a la pureza del oro podemos encontrar los siguientes tipos:

  • Oro 24 kilates. El oro 24 kilates se refiere al oro de mayor pureza, ya que la pieza contiene un 99, 9% del metal precioso.
    A la vista luce con un color amarillo muy brillante, aunque por ser muy blando, no se pueden elaborar piezas de lujo con facilidad.
  • Oro de 18 kilates. El oro de 18 kilates tiene una pureza del 75% distribuido en “18 partes de oro y 6 partes de cobre o plata”. Es el más usado en orfebrería.
  • Oro de 14 kilates. El oro de 14 kilates tiene una pureza del 60% y se caracteriza por tener la mejor rigidez de todos, conteniendo “14 partes de oro y 10 de otros metales”.
  • Oro de 12 kilates. Con una pureza del 50%, el oro de 12 kilates contiene 12 partes iguales de oro y otros metales.
  • Oro de 10 kilates. En el oro de 10 kilates la pureza es de apenas 40%, estando por debajo de la aleación. Se compone de 10 partes de oro y 14 partes de otros metales.

De acuerdo al color

El color del oro está determinado por la mezcla de los otros metales que forman parte de la aleación. En este sentido existe una amplia variedad:

  • Oro amarillo. El color amarillo es el representativo de este metal y lo encontramos con mucho brillo en el oro 24, 18 y 14 kilates.
  • Oro blanco. El oro blanco resulta de la aleación entre el oro de 18 kilates y el paladio. Además de otros metales como el níquel, platino y zinc.
  • Oro rosado. El oro rosado es exclusivo del oro de 18 kilates. Se considera uno de los de más alto valor. Lo conforman la plata y el cobre.
  • Oro rojo. En el oro rojo, la mezcla solo se da con el cobre, de allí que se presente en piezas de muy bajos kilates.
  • Oro gris. El oro gris también se encuentra en piezas de baja pureza. La aleación se da entre el oro y el níquel.
  • Oro verde. En el oro verde, la plata se mezcla con el oro, confiriéndole a las piezas el color verde.
  • Oro rodiano. El oro rodiano es característico de oro blanco y es de alto valor como joya. El rodio al formar parte de la mezcla junto con la plata resalta el color blanco.

Como verás el mundo del oro es un tema fascinante y poder conservar tus joyas en perfecto estado vale la pena. Por eso te presentamos 5 trucos para limpiar el oro, sin causar ningún daño.

5 trucos para aprender cómo limpiar el oro sin dañarlo

Debes prestar especial atención a los materiales con los que limpiaras tus joyas de oro, para que no los manches y las devalúes.

Limpieza con bicarbonato: cómo limpiar el oro

El bicarbonato es un gran aliado para limpiar el oro amarillo, blanco y rosado. Sigue las siguientes recomendaciones:

Materiales:

Papel aluminio

Recipiente de vidrio

Agua hervida

Cepillo de diente con cerdas suaves

Paño suave

Procedimiento:

En el recipiente de vidrio forrado con papel aluminio, colocas la joya espolvoreando el bicarbonato hasta que la cubras totalmente. Luego añades agua hirviendo y lo dejas en reposo durante 5 minutos.

Transcurrido este tiempo, frota con el cepillo de dientes y enjuaga con agua fría secándola con un paño suave.

Limpieza mixta de vinagre y bicarbonato: cómo limpiar el oro

Cuando el oro está ennegrecido necesitas de una mayor efectividad al momento de limpiarlo. Así que se recomienda usar ácido acético diluido al 5% o vinagre, mezclado con bicarbonato.

Materiales:

Vinagre blanco

Bicarbonato de sodio

Algodón

Recipiente plástico

Agua a temperatura ambiente

Paño suave.

Procedimiento:

Prepara una pasta añadiendo 2 partes de agua por 3 partes de bicarbonato, removiendo de manera constante. Luego cubre la joya con ayuda de un algodón hasta cubrirla en su totalidad. Deja actuar la pasta durante 3 minutos.

Luego coloca la pieza en el recipiente y añade el vinagre hasta cubrirla. Déjala reposar por 5 minutos. Posteriormente enjuaga con agua abundante y seca con un paño suave.

Limpieza con pasta dental: cómo limpiar el oro

La pasta dental es muy versátil y la puedes utilizar perfectamente en el oro blanco, amarillo y rosado.

Materiales:

Pasta dental

Cepillo de dientes de cerdas suaves

Agua tibia

Paño suave

Procedimiento:

Coloca la pasta dental en el cepillo de dientes y frotas constantemente la joya de forma circular de 3 a 5 minutos. Luego enjuaga con abundante agua tibia y sécala con el paño suave. Repite el proceso en caso de ser necesario.

como se limpia una cadena de plata

Limpieza con amoniaco: cómo limpiar el oro

Es bueno que sepas que la limpieza con amoniaco es sólo ocasional, ya que la frecuencia de su uso puede ocasionar abrasión en piezas de oro muy delicadas, como en el oro blanco. Así que sólo lo usarás para las joyas de oro amarillo que estén profundamente ennegrecidas.

Materiales:

Amoníaco

Recipiente plástico

Agua tibia

Colador

Paño de algodón

Mascarilla

Paleta o removedor plástico

Guantes

Procedimiento:

Añade en el recipiente 1 parte de amoníaco por 6 partes de agua fresca y mezcla con una paleta. Recuerda utilizar guantes protectores y mascarilla. Luego coloca la joya dentro del recipiente y déjala remojar por 45 segundos.

Inmediatamente, retirala con el colador y enjuaga con abundante agua tibia. Luego seca con el paño de algodón, frotando de forma suave y circular.

Limpieza mixta con clara de huevo, agua y jabón: cómo limpiar el oro

La limpieza con la clara de huevo es otra forma práctica y natural de mantener tus joyas de oro brillantes y relucientes. El agua y jabón es perfecto para recuperar el brillo del oro blanco, rosado y amarillo.

Materiales:

Recipiente plástico

Clara de huevo

Detergente en polvo o líquido

Agua tibia

Paño de algodón

Cepillo de diente con cerdas suaves

Procedimiento:

Bate la clara de un huevo en un recipiente plástico y coge un poco con un paño suave para frotarla sobre la pieza a limpiar, dejándola reposar por 3 minutos.

Luego, en otro recipiente donde has disuelto el detergente con el agua, sumerge la joya y mantenla durante 10 minutos. Después de este tiempo, frotala nuevamente con el cepillo y enjuaga con agua tibia. Sécala con un paño suave en forma circular.

como limpiar anillos de oro

¿Ya sabes cómo limpiar el oro? Esperamos haberte sido de ayuda, si es así, no dudes en compartirla en tus redes sociales.